25 de febrero 2003 - 00:00

Crecerían u$s 1.500 millones las exportaciones de soja 2003

Crecerían u$s 1.500 millones las exportaciones de soja 2003





















La Argentina recibiría u$s 1.500 millones más por exportaciones de soja este año si se confirman las estimaciones de aumento de 14% en la cosecha de la oleaginosa. De esta forma, el Estado recaudaría poco más de $ 1.000 millones adicionales por las retenciones si se mantienen los precios internacionales que ya recuperaron entre 8% y 10% durante los últimos seis meses.

La Argentina aumentaría 14% su cosecha de soja este año, si el clima permite la obtención de rendimientos acordes con la aplicación de las nuevas tecnologías. Los productores incrementaron 8% su siembra durante la campaña 2002/'03 -según datos oficiales- envalentonados por los altos precios del grano, dando lugar a un proceso de «sojarización» en desmedro de otros cultivos y de ganadería. Esta situación -criticada desde algunos sectores- permitiría un firme posicionamiento -que ya tiene- de la Argentina como proveedor de soja y subproductos en el mercado internacional.

• Valores

En consecuencia, la cosecha del principal grano argentino llegaría a 34,2 millones de toneladas, según datos del Departamento de Estudios Económicos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. Dicho volumen implica 4.200.000 millones de toneladas más que el año pasado. En valor de producción interna, este aumento de producción implica 882 millones de dólares, que a valores de exportación incrementarán casi en u$s 1.500 millones las ventas externas argentinas (adicionales a los u$s 7.000/7.500 millones que apora el complejo oleaginoso) debido a que parte de dicha producción se venderá con el agregado de valor en forma de aceites.

La buena noticia beneficia a productores, que basados en el boom de la soja en el país, podrán incrementar sus ingresos genuinos y, especialmente al Estado, que a través de las retenciones a la exportación podrá recaudar entre 15%-20% más que el año pasado, al menos en este producto.

• Cautela

Pero los buenos precios de mediados del año pasado podrían no repetirse este año. Los analistas piden cautela. «Hay una carrera alocada para ver quién da una mayor estimación en soja. También existe un exitismo político que lleva a seguir inflando las estimaciones pero falta mucho tiempo para definir la cosecha, y el clima será clave, como todos los años. De hecho, las lluvias de principios de mes salvaron potenciales pérdidas de rendimiento», decía el analista Ricardo Baccarín.

Otros analistas sostienen que apenas se vuelquen al mercado las grandes cosechas de Brasil y la Argentina, el mercado sufrirá el impacto bajista ya que serán poco más 85 millones de toneladas, si se suma a Paraguay (Brasil con 51 millones de toneladas de soja). No obstante, pocos tienen en cuenta que la demanda mundial de soja y derivados crece a un ritmo de 12 millones de toneladas anuales y aunque este año -por los conflictos mundiales- no se alcance dicho crecimiento, el actual consumo permitiría sostener la ajustada relación de oferta y demanda.

Los precios serían afectados también por el conflicto bélico entre EE.UU. e Irak.
Si bien la inminente guerra impactaría en el mercado internacional, algunos analistas sostienen que las fluctuaciones de las últimas semanas poco tienen que ver con el conflicto internacional.

Por caso, el economista
Juan Martín Rebolini indica que «la posibilidad de guerra contra Irak ha sido bajista para el mercado pero éste ya descontó los efectos negativos del tema. Fue negativo porque ha paralizado la economía de los EE.UU. y esto afecta la demanda global, y también redujo los niveles de consumo en el país del Norte».

Dejá tu comentario

Te puede interesar