Crisis energética: intiman a las empresas por el gas

Economía

Presionado por la llegada del invierno sin haber logrado un acuerdo de suministro de gas con las principales petroleras que operan en el país, el gobierno publicó ayer la propuesta para un convenio 2007-2011 que deberá ser firmado por las empresas en el término de cinco días hábiles.

Elaborado por la Secretaría de Energía, el acuerdo tiene la particularidad de que considera también el gas de los «productores no firmantes», que podrá redireccionarse hacia el mercado interno en caso de necesidad, empezando por el que esas empresas destinen a la exportación. Con esta modalidad, el gobierno busca asegurarse la provisión: si las empresas no firman el convenio, igualmente el gas se redireccionará según las necesidades internas.

La propuesta dice muy poco de los precios del gas en boca de pozo, a excepción de un ajuste de 5% retroactivo al 1 de enero, que sigue sin afectar a usuarios residenciales.

El precio del gas para domicilios particulares está congelado desde 2002, pero el valor que pagan las industrias y generadoras de electricidad se recompusoen los últimos tres años de acuerdo con un sendero que llevó el valor de u$s 0,45 por millón de btu (unidad de medida calórica) a u$s 1,50.

Sin embargo, para el gas que se requiere por sobre el consumido en 2003 hay precios libres que se pactan directamente entre las industrias y las petroleras, llegándose a valores que superan u$s 2 por millón de btu.

  • Diferencias

    Esta diferencia entre el gas para domicilios y el destinado a industrias es lo que viene motivandolas dificultades para firmarel acuerdo. Las petroleras que no aumentaron significativamente su producción de gas, como Repsol YPF, querían que los cupos por tipo de usuarios se distribuyeran considerando el nivel de extracción actual (a más gas, más se destinaría a residenciales).

    Por el contrario, las que subieron la producción, como Pan American Energy, propiciaban que los cupos se asignaran según la producción promedio entre 2001 y 2004. Este fue finalmente el criterio adoptado por la Secretaría de Energía en la propuesta de acuerdo.

    El modelo del nuevo convenio que se publicó ayer en el Boletín Oficial regirá hasta el 31 de diciembre de 2011.

    Hasta ahora regía un convenio previo de suministro que se firmó en 2004 cuando empezó a advertirse la escasez del producto y la diferencia de tarifa entre los distintos usuarios.

    La demanda que está considerada en el acuerdo 2007-2011 se determinó sobre la base del consumo del mercado interno en 2006, que rondó 120 millones de metros cúbicos diarios. A esto hay que añadirle el crecimiento de la demanda residencial de cada año, porqueel aumento de los otros usuarios se cubre con un volumen a precio libre.

    En el caso del gas para GNC, se afirma que la Secretaría de Energía fijará precios de referencia, aunque se entiende que se mantendrá el actual valor hasta fin de año, dado el acuerdo de estabilidad firmado entre los expendedores y la Secretaría de Comercio a cargo de Guillermo Moreno.

  • Alternativas

    El acuerdo prevé una inyección de gas en gasoductos « permanente» y otra «adicional», para abastecer al mercado interno. En el último caso, el precio del gas variará en función de la categoría de usuario.

    Según la propuesta oficial, si los volúmenes de gas fijados en el convenio no fueran suficientes para abastecer la demanda interna, el faltante será redireccionado desde las cabeceras de los sistemas de transporte, hecho que ya se concretó en forma intensiva en la última semana de mayo, cuando se registró la temperatura más baja del año por ahora.
  • Dejá tu comentario