Danone reducirá sus gastos por u$s1.180 M (corta 2.000 empleos)

Economía

París y Londres - Danone, el grupo francés productor de alimentos, planea eliminar hasta 2.000 empleos, reducir su oferta de productos y reorganizar su negocio global para convertirse en una compañía más eficiente y capaz de adaptarse al entorno una vez superada la pandemia de covid-19, según anunció ayer el mayor productor de yogur del mundo.

Precisó que estas medidas le ayudarán a ahorrar unos 1.180 millones de dólares al año para 2023 y cumplir un nuevo objetivo de márgenes de mitad de período. “Nunca jamás hemos sido tan ambiciosos en Danone”, dijo su presidente ejecutivo Emmanuel Faber.

Las acciones de la compañía, que Faber destacó que operan con un descuento de 30% frente a sus pares, caían más de un 2% en París, lo que llevaba su desplome en lo que va del año a más de un 30%, a pesar de una remontada a comienzos de mes impulsada por el optimismo sobre una vacuna contra el covid-19.

Danone dijo que decidió concentrarse en la eficiencia primero, debido a que eso está bajo su control. Planea entregar nuevas actualizaciones sobre sus planes de ajustes anunciados el mes pasado.

La compañía planea recortar entre 1.500 y 2.000 puestos de trabajo en sedes locales y globales, aproximadamente una cuarta parte de esos empleos, y una fuente cercana a la empresa dice que entre 400 y 500 de ellos estarían en Francia.

La supresión de efectivos afectará a todas las estructuras que supervisan los países, como “nuestras sedes en Ámsterdam, Singapur y París”, declaró el presidente de Danone, Emmanuel Faber. El plan, llamado “Local First”, apunta a “darle poder a las instancias locales” en los países donde Danone está implantado.

El grupo prevé “un recorte de unos 700 millones de euros (unos 830 millones de dólares) en gastos generales y administrativos”, indicó un comunicado. Además ahorrará otros 300 millones de euros por una mejora de la “productividad industrial”.

“El objetivo del plan es retomar el camino del crecimiento rentable”, sostuvo Faber a través de un crecimiento “de 3% a 5% anual rentable”.

En los primeros nueve meses del año, Danone registró una baja de 5,4% de la facturación que fue de 18.000 millones de euros (unos 21.300 millones de dólares).

La pandemia de covid-19 castiga en particular las ventas de agua embotellada (-20,5%), muy afectada por los cierres de bares y restaurantes.

Danone se mostró cauta frente a 2021 y proyectó márgenes planos, afirmando que la primera mitad sería afectada por las comparaciones con este año, favorecida por el aprovisionamiento y las restricciones de viaje debido al covid-19.

Esa cautela y la atención en recortes de costos, en lugar de cómo fortalecerá la demanda de productos como el agua Evian y el yogur Activia, decepcionó a los inversores, debido a que Danone ha establecido objetivos similares en el pasado y sigue a la zaga de sus pares.

“Danone está doblando la apuesta en una estrategia que no ha funcionado durante los últimos cinco años”, dijeron analistas de Bernstein.

Agencias Reuters y AFP

Dejá tu comentario