Economía logró postergar para 2023 vencimientos por u$s15.600 millones

Economía

Con adhesión del 85%, Sergio Massa destacó que el canje "fue exitoso". Los compromisos se pasaron para junio, julio y septiembre del año próximo (después de las PASO en el último caso). En el sector privado se destacó también el buen resultado.

El Ministerio de Economía logró postergar para 2023 vencimientos de deuda en pesos por el equivalente a u$s15.662 millones que iban a operar en los próximos tres meses, en una operación de canje en la que entregó a los tenedores de letras del Tesoro un bono dual que ajusta tanto por inflación como por la evolución del dólar oficial.

En el Palacio de Hacienda, los funcionarios del área de Finanzas se dieron más que satisfechos con el resultado de la operación, en tanto aseguraron que para lo que resta de 2022 no va a haber problemas para el roll over de los vencimientos que quedaron en pie.

El ministro Sergio Massa afirmó a través de las redes sociales que “el resultado fue exitoso” y agradeció “la confianza y acompañamiento de inversores institucionales, personas físicas y organismos del sector público, que nos permite aliviar la situación financiera del próximo trimestre, extendiendo vencimientos a 2023”.

“Despejar los vencimientos nos posibilita trabajar de manera más ordenada sobre los recursos y gastos que tenemos para administrar las cuentas públicas, además de dar certidumbre a la economía doméstica. Agradezco el enorme trabajo del equipo de Finanzas”, indicó el titular del Palacio de Hacienda.

Por otro lado, Economía informó que “la operación de conversión se alcanzó, en valor efectivo, un 85% de adhesión en los instrumentos elegibles”. En la operación de conversión se recibieron un total de 1.233 ofertas que representaron un total $2 billones en valor efectivo.

El Palacio de Hacienda destacó que el Tesoro Nacional debía afrontar vencimientos por $615.862 millones en agosto; $1.123.801 millones, en septiembre y $807.068 millones en octubre. Luego de la operación logró reducir los vencimientos proyectados a $115.318 millones, $209.337 millones y $155.336 millones, respectivamente.

“El 83% de los vencimientos para octubre, fueron colocados en el instrumento dual con vencimiento en septiembre de 2023. Es decir, se adjudicaron $651.862 millones post PASO 2023”, destacó el Ministerio de Economía. Precisamente, uno de los problemas que se desató este año con la deuda en pesos fue el temor a un reperfilamiento de vencimientos en caso de un cambio de signo político en la Casa Rosada. Eso generó una corriente de desconfianza que fue acortando el horizonte de las colocaciones a no más de tres meses, con junio de 2023 como límite. "Este gobierno no va a reperfilar la deuda en pesos", remarcaron fuentes del Palacio de Hacienda.

El Tesoro ofreció las siguientes opciones:

  • Un bono en moneda dual con vencimiento el 30 de junio de 2023 para los tenedores de la LECER X16G2 y de la LEDE SG162, cuyos vencimientos son el 16 de agosto, y de la LEDE S31G2, cuyo vencimiento es el 31 de agosto de 2022.
  • Un bono en moneda dual al 31 de julio de 2023 para los tenedores del BONCER T2X2 y de la LEDE S30S2, cuyos vencimientos son el 20 y el 30 de septiembre de 2022, respectivamente.
  • Un bono en moneda dual con vencimiento el 29 de septiembre de 2023 para los tenedores del LECER X2102 y de la LEDE S31O2, cuyos vencimientos son el 21 y el 31 de octubre de 2022, respectivamente.

El próximo desafío importante que tendrá la Secretaría de Finanzas es conseguir pesos para cubrir los vencimientos de Anticipos del Banco Central que restan hasta fin de año. El Tesoro le debe a la entidad monetaria el equivalente a u$s6.900 millones, de los cuales u$s2.000 millones vencen en octubre. En el Palacio de Hacienda admiten que va a tener necesidad de buscar mayor financiamiento del previsto en el programa con el FMI por esa razón y también por la decisión del ministro Sergio Massa de no tomar más financiamiento de la entidad.

Desde el sector privado, el analista financiero Christian Buteler calificó a la operación como “muy buena” ya que permite despejar el perfil de vencimientos de este año. Más allá de que al menos el 50% de los títulos que se canjearon pertenecían a agencias del propio Estado como el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSES, y el BCRA, la participación privada fue muy buena, señaló el economista.

La próxima licitación tendrá lugar el jueves 11 de agosto, tal y como fue informado previamente en el cronograma preliminar de licitaciones del segundo semestre de 2022.

Dejá tu comentario