Liquidación récord de divisas del agro consolida pax cambiaria

Economía

En los primeros cinco meses del año el sector agroexportador ingresó poco más de u$s13.300 millones. Además, sólo en mayo se superaron los u$s3.500 millones, lo que se traduce en un incremento interanual del 16,9%.

La fuerte suba que vienen mostrando los principales commodities del agro (trigo, maíz y soja) continúa consolidando un fuerte ingreso de dólares por parte del sector agroexportador que durante los primeros cinco meses del año liquidó poco más de $13.300 millones. Mayo fue un mes clave porque de la mano del ingreso inicial de la coseche de soja el sector liquidó más de u$s3.500 millones lo que se traduce en el récord de los últimos 18 años.

Según detallan desde, la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), entidades que representan el 48 % de las exportaciones argentinas, mayo también cerró con un incremento del 16,9 % con al mes anterior y del 82,2 % superior en relación con el mismo mes del año anterior.

De esta manera, gracias a la suba internacional de los commodities agrícolas, que en el caso de la soja ronda más del 50% en el año, se espera que el ingreso de divisas crezca alrededor del 20% respecto al año previo cuando apenas rozó los u$s20.200 millones. Este escenario le confiere al Gobierno un aliciente en medio de la segunda ola de coronavirus para asegurarse la pax cambiaria que viene consolidándose durante este 2021.

“Esta situación ayuda a estabilizar las expectativas devaluatorias y eso también se termina reflejando en la estabilidad o reducción de la brecha cambiaria, como se ha visto en los últimos meses. Con una mayor oferta de dólares, el Banco Central tiene mayor capacidad de amortiguar cualquier suba del dólar.”, explicó el economista jefe de la Fundación Agropecuaria por el Desarrollo de Argentina (FADA), David Miazzo.

En este sentido, el especialista sostuvo que “eso le está permitiendo comprar al Banco Central todos los meses en el mercado cambiario, que se encuentra en un contexto de cepo y ni la gente ni las empresas pueden comprar en el mercado oficial, dejándole más espacio al BCRA”.

De hecho, la entidad monetaria nacional compró casi u$s2.100 millones en mayo, unos de los cuatro registros más altos desde 2003.

Además, en materia de recaudación por retenciones se espera que el sector aporte alrededor de u$s8.700 millones.

Mientras tanto, la mirada también está puesta no solo a que las empresas del sector liquiden divisas sino también que los productores agropecuarios vendan efectivamente la cosecha. Lo cierto es que el achicamiento de la brecha entre los diferentes tipos de cambios junto a los buenos precios internacionales y las oportunidades de negocios que hoy tiene el sector respecto al canje de granos, generaría un escenario propicio para que en esta campaña haya una menor retención de soja.

Según las estadísticas oficiales, con una estimación de producción de 43 millones de toneladas de soja, hasta el momento se lleva comercializado el 46,5% lo que equivale a 20 millones de toneladas. Del total 11,99 millones de toneladas son negocios a precio (27,9% de la producción). Lo que se traduce en que el ritmo de comercialización se mantiene en el nivel del promedio histórico, pero por debajo de la campaña previa cuando a esta altura ya habían vendido poco más de 23 millones de toneladas.

En lo que respecta al maíz, al 19 de mayo se llevaban comercializadas 28,2 millones de toneladas del cereal que representan un 61,3% de la producción. Bastante distinta es la situación del trigo que todavía no se sembró, pero ya se llevaba comercializado el 75% de la campaña estimada, en líneas generales los productores se apuraron a vender el grano para no solo aprovechar el precio sino ante el temor de algún tipo de restricción que pueda ejecutar el Gobierno en época de cosecha.

Temas

Dejá tu comentario