El FMI aprobó nuevo paquete de ayuda para Grecia

Economía

El Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó un préstamo de 30 mil millones de euros a tres años para Grecia, anunció al término de una reunión el consejo administrativo del organismo financiero.

El plan de Grecia "es creíble, su concreción ahora es esencial", afirmó el director general del FMI, Dominique Strauss-Kahn.

El FMI aprobó el paquete de ayuda de 26,4 mil millones de Sdr (special-drawing right), equivalente a unos 30 mil millones de euros, comunicó el organismo internacional en una nota.

El órgano ejecutivo del FMI "concluyó su debate sobre Grecia y aprobó un 'stand-by arrangement' de tres años por un total de 26,4 mil millones de special drawing rights (30 mil millones de euros)", precisó el comunicado.

La ayuda aprobada está comprendida en un paquete más amplio, que debería llegar a 110 mil millones de euros, y que incluye los aportes de la Unión Europea.

De los 30 mil millones de euros aprobados, 5,5 mil millones estarán "disponibles inmediatamente", precisó el FMI, dado que forma parte del "financiamiento conjunto con la Unión Europea, por un total de 20 mil millones de euros de apoyo financiero inmediato", precisa el texto.

"En 2010, el financiamiento del FMI alcanzará los 10 mil millones de euros, a los cuales acompañarán los 30 mil millones de euros" de la Unión Europea, agregó.

"Las autoridades griegas desarrollaron un programa amplio con políticas fuertes para restablecer y recomponer la confianza del mercado", afirmó el número dos del FMI, John Lipsky.

"Reformas estructurales podrían ayudar a la competitividad de Grecia y, junto a una mayor confianza del mercado, volver a colocar la economía en el camino de la recuperación.

Será esencial la actuación fuerte de reformas que apunten a aumentar la flexibilidad del mercado del trabajo y aumentar la competencia interna", explicó Lipsky.

Para Lipsky, "el programa de las autoridades griegas es una respuesta apropiadamente ambiciosa a las circunstancias actuales, pero siguen siendo considerables los riesgos a la baja".

El número dos del FMI destacó que el "desafío será poner en práctica el programa rigurosamente, asegurando al mismo tiempo el apoyo público necesario a las reformas".

En tanto, en Bruselas los ministros de Economía de la Unión Europea trabajaban para poner a punto un plan que proteja a los estados de la especulación que amenaza la estabilidad de la zona euro.
Además, en Basilea, Suiza, los miembros del Banco Central Europeo mantenían desde hoy una reunión informal a la espera de las decisiones de Bruselas.

Dejá tu comentario