"El Fondo debe apurar cambios"

Economía

Brasilia (AFP) - Uno de los directores ejecutivos del Fondo Monetario Internacional (FMI), el brasileño Paulo Nogueira, afirmó ayer que el futuro de la institución podría verse comprometido si no redefine rápidamente su estructura de poder interno para dejar de ser considerada como un «instrumento de países grandes».

El FMI está discutiendo una reforma para aumentar el peso de grandes economías emergentes, como India, Brasil o la Argentina, dentro del organismo. En setiembre del año pasado, ya aumentó el de otros países -México, China, Corea del Sur y Turquía- que estaban claramente subrepresentados en el reparto de votos entre los 184 Estados miembros.

«La discusión avanza pero lentamente, aunque se espera que conduzca a una estructura que refleje mejor los cambios en la economía mundial en las últimas décadas y dé más voz y voto a las economías emergentes y de baja renta», explicó Nogueira.

  • Cancelaciones

    En América latina, varios países -como la Argentina, Brasil y Venezuela-, cancelaron por adelantado sus deudas con el organismo, criticado además por haber apoyado las políticas neoliberales de los años 90, que provocaron graves estallidos sociales.

    Además, el presidente venezolano Hugo Chávez anunció este mes su intención de retirar a su país del FMI y del Banco Mundial por considerar que son «mecanismos del imperialismo».

    El reembolso anticipado de las deudas privó al Fondo de buena parte de sus utilidades, y provocó un agujero de u$s 165 millones en sus cuentas para el ejercicio 2007, concluido el 30 de abril.
  • Dejá tu comentario