El pánico llega a Europa: hay rescates y garantizan ahorros

Economía

• Alemania anunció que respaldará depósitos en bancos y que rescatará a gigante hipotecario con 50.000 millones de euros.

• Obliga a que el resto de países adopte medidas similares. Hoy se reúnen en Luxemburgo todos los ministros de la Unión Europea.

• Bancos pelean en Wall Street por Wachovia. Tokio perdía 3,2% anoche.


No hay fin de semana para los mercados internacionales. El epicentro del terremoto ahora se ubica en Europa, donde los rescates son más difíciles de concretar. Alemania ayer anunció la garantía total a los depósitos del público y el rescate a otro gigante hipotecario. No tenía otra alternativa: hoy los mercados se hubieran desplomado. Hay pánico entre ahorristas y las únicas herramientas a mano de los gobernantes son las de dar señales de calma. En ese sentido fracasó la cumbre de presidentes de Italia, Francia, Alemania y Gran Bretaña efectuada el sábado en París. No hubo definiciones concretas de cómo enfrentar la crisis. A diferencia de Estados Unidos, en la Unión Europea las decisiones son más complejas por los distintos intereses de sus países miembro. Por ello es que la celeridad con que se expande el virus de las hipotecas supera holgadamente la capacidad de reacción de los gobernantes. La UE está bajo fuego.

Berlín (AFP, ANSA, DPA) - El gobierno alemán anunció que garantizará las cuentas de ahorro de los particulares y acordó con el sector bancario un plan de 50.000 millones de euros para salvar de la quiebra a Hypo Real Estate (HRE). «Les decimos a todos los titulares de cuentas de ahorro que sus depósitos están seguros. El gobierno federal los garantiza», aseguró ayer la canciller alemana, Angela Merkel, en una breve declaración a la prensa.

  • Estabilidad

  • «Los ahorristas no han de temer perder un solo euro», sostuvo por su parte el ministro de Finanzas, Peer Steinbruck, y agregó que HRE «debe ser estabilizado», pues de lo contrario «los daños serían importantes no sólo para la República Federal Alemana, sino también para numerosos servicios financieros con los cuales tenemos lazos en Europa».

    Torsten Albig, portavoz del Ministerio alemán de Finanzas, destacó que la garantía será «completa», una medida sin precedentes en Alemania. Hasta ahora, ese país aseguraba, como exige la legislación de la Unión Europea, 90% de los depósitos bancarios hasta un máximo de 20.000 euros (u$s 27.600) para los ahorros privados.

    Todavía se desconoce la cantidad que asegurará Berlín; según el diario « Handelsblatt», el total de los fondos protegidos por la medida ascendería a 568.000 millones de euros (u$s 785.000 millones).

    De este modo, Alemania se suma a Irlanda y Grecia en la protección total de las cuentas de los particulares, una de las medidas más significativastomadas por los poderes públicos para atajar la crisis. Austria anunció ayer que hará lo mismo el miércoles y algunas voces de la oposición británica empezaron a reclamar a Londres que haga lo propio.

    Alemania, la primera economía europea, hace frente a una crisis de consecuencias imprevisibles por los apuros de HRE, después de que el sábado se anunciase el fracaso de un primer plan de rescate de 35.000 millones de euros. El consorcio de bancos implicado en la operación «se negó a suministrar las líneas de liquidez» previstas, según un comunicado de HRE, enfrentado a grandes problemas financieros desde la quiebra del banco de inversión estadounidense Lehman Brothers.

    Finalmente, para impedir que la situación crítica de HRE provocara la crisis de todo el sistema financiero, el gobierno alemán y un grupo de bancos concertaron ayer un nuevo paquete de rescate para HRE que incluye la provisión de liquidez adicional. Según el acuerdo, bancos comerciales y aseguradoras entregarán 15.000 millones de euros (u$s 20.800 millones) en liquidez para HRE, además de los 35.000 millones de euros que ya habían comprometido con el Bundesbank.

  • Incógnita

    Se espera que la operación, respaldada por el gobierno, el Banco Central, la autoridad de vigilancia de los mercados (BAFIN) y representantes del sector bancario y de seguros, logre estabilizar a HRE y fortalecer al sector financiero alemán, sin implicar una carga extra sobre los contribuyentes.

    Hoy la incógnita es la respuesta de las Bolsas a la adopción del plan de rescate financiero en Estados Unidos y la minicumbre de Francia, Alemania, Gran Bretaña e Italia, en la que no se elaboró un plan conjunto para enfrentar la crisis.

    En la minicumbre convocada por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, las grandes economías europeas anunciaron que se comprometen a respaldar a las entidades financieras europeas en apuros, sin permitir que sus directivos salgan indemnes, pero sin detallar mucho más.

    Berlín no dio el visto bueno a la idea de crear un millonario fondo común para ayudar a los bancos europeos en dificultades. Según Merkel, ha de ser cada gobierno nacional el que proporcione las respuestas en su país. Ahora su gobierno está entre la espada y la pared.
  • Dejá tu comentario