El PBI subió 5,4% en el primer trimestre

Economía

La economía creció 5,4 por ciento en el primer trimestre del año respecto de 2002. Se trata de la primera variación positiva después del inicio de la crisis. En términos desestacionalizados el PBI registró un aumento de 2,4 por ciento, siendo el cuarto incremento consecutivo. Lo que indicaría, de persistir la tendencia, que la economía se reencauza hacia el crecimiento y deja atrás una larga y aguda recesión que comenzó en 1998. El nivel alcanzado por el PBI es casi similar al de 1995. Sin embargo, a las tasas de crecimiento actuales en 2006 recién se recuperará el nivel del PIB de 1998 cuando se batieron récords de producción y actividad.

La economía argentina produce casi la misma riqueza (bienes y servicios) que en 1995, de acuerdo con las estimaciones presentadas ayer por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) sobre el crecimiento de 5,4% interanual del Producto Bruto Interno (PBI) en el primer trimestre de 2003.

«En particular, los sectores productores de bienes tuvieron durante el primer trimestre una variación positiva de 11,5%, determinada principalmente por el aumento en el nivel de actividad de la industria manufacturera (18,4%) y de la construcción (17,2%)», explicó el INDEC. Mientras que los sectores productores de servicios registraron un aumento interanual de 1,5%.

La variación del PBI desestacionalizado del primer trimestre de 2003 con respecto al cuarto de 2002 arroja una suba de 2,4%, tratándose de la cuarta variación positiva consecutiva. Lo cual permite que se recupere el nivel del PBI cercano a 1995.


El PBI a precios corrientes se ubica en 326.802 millones de pesos, lo que equivale aproximadamente a unos 102.000 millones de dólares.

La evolución macroeconómica del primer trimestre de 2003 determinó un aumento de la oferta global medida a precios de 1993, de 6,1% con respecto al mismo período del año anterior. Este aumento estuvo generado por el incremento del PBI de 5,4% y de 15,9% en las importaciones de bienes y servicios reales.

Resulta insoslayable la recuperación de las importaciones que venían cayendo a tasas trimestrales anualizadas de 50 por ciento.


En la demanda global se observó un incremento de 20,6% en la inversión interna bruta fija y un aumento de 6,4% en las exportaciones de bienes y servicios reales.


El aumento del consumo privado fue de 2,2%, mientras que el consumo público lo hizo en 1,2%.
Se trata de la primera señal de recuperación del consumo privado que durante el año pasado cayó a tasas superiores a 15% promedio cada trimestre.

En cuanto al importante incremento de la inversión interna bruta fija,
«éste se debió al aumento de 22,6% en la inversión en construcciones, y de 16 por ciento en equipo durable de producción», sostiene el INDEC. Dentro de este último agregado, el componente nacional registró una variación positiva de 11% y el componente importado registró un incremento de 26,3%.

También se dieron a conocer las revisiones de las estimaciones del PBI del cuarto trimestre de 2002 que muestran una caída de 3,4 por ciento (la estimación previa era de -3,6 por ciento).


El valor agregado de los sectores productores de bienes disminuyó 2,8% mientras que la baja del valor agregado de los sectores productores de servicios fue de 3,6%.

El sector agricultura, ganadería, caza y silvicultura observó una baja de 6,3%, como consecuencia de bajas de 8,3% en los cultivos agrícolas y de 7,7% en la cría de animales. Contribuyeron a atenuar esos resultados negativos los aumentos de 14,3% en la silvicultura y extracción de madera y de 8,9% en los servicios agrícolas y pecuarios. El sector pesca observó una disminución de 41,2%, en valores constantes.

La industria manufacturera registró un aumento en el nivel de actividad de 2,4 por ciento respecto de igual período del año anterior.

Dejá tu comentario