El superávit alcanzó los $ 2.649,3 millones en junio

Economía

Las cuentas del Estado Nacional cerraron junio con un superávit de 2.649,3 millones de pesos, un 15,1 por ciento más que en igual mes de 2007, gracias a un incremento de los ingresos por sobre los gastos, más allá de los aumentos a los subsidios otorgados en especial en el rubro energía.

Con estas cifras, el superávit primario en el primer semestre se ubicó en 20.309,5 millones de pesos, observando un crecimiento de casi el 42 por ciento respecto a enero-junio del año pasado.

El ministro de Economía, Carlos Fernández, junto al secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, informaron esta tarde los resultados de las cuentas fiscales en la Casa de Gobierno, tras mantener una reunión con la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner.

En junio, los ingresos corrientes sumaron 18.947,3 millones de pesos, contra egresos por 15.945,0 millones.

Según los datos brindados por Fernández, los recursos aumentaron en términos interanuales casi 4.200 millones de pesos, contra una suba de los gastos de 3.840 millones.

En el caso de los recursos, se destacó el crecimiento de la recaudación del Impuesto al Valor Agregado, de Ganancias, retenciones y de las contribuciones a la Seguridad Social.
En la senda opuesta se ubicaron los gastos por transferencias corrientes al sector privado. En este caso el rubro que más creció fue el de los subsidios que en el caso de la energía eléctrica aumentó 123 por ciento en un año.

Este aumento "estuvo destinado a garantizar a los usuarios residenciales el acceso a la energía eléctrica, y alentar la actividad económica", remarcó Fernández.

También se verificaron incrementos en los subsidios otorgados al transporte, y en los fondos destinados al pago de las asignaciones familiares.

Las transferencias al sector privado, donde se inscriben el pago de estos subsidios, ascendieron durante junio a 3.744 millones de pesos.

Por su parte Pezoa destacó que el superávit fiscal se consiguió a pesar de que "en junio de este año no se computaron ingresos por el traspaso de afiliados a las jubilaciones privadas al sector público", y por contrapartida se incrementó un 12,5 las prestaciones de la Seguridad Social.

Los pagos de intereses de la deuda alcanzaron a 1.390 millones de pesos durante junio, mientras que el pago de remuneraciones a empleados y funcionarios del Estado ascendió a 1.980,3 millones.

Con estas cifras, el superávit primario en el primer semestre se ubicó en 20.309,5 millones de pesos, observando un crecimiento de casi el 42 por ciento respecto a enero-junio del 2007.

Aquí se verificó un incremento de algo más de 28.700 millones de pesos en los ingresos, contra una suba del gasto de 22.723 millones.

Por otra parte, el superávit financiero acumulado a junio alcanzó 1.258,5 millones de pesos, con un incremento de casi el 50 por ciento.

Dejá tu comentario