Moody´s advierte que el desempleo tendrá implicaciones crediticias adversas para economías de la región

Economía

La agencia calificadora de riesgo dijo que en Argentina, "la pandemia ha exacerbado la contracción de empleos que el país traía desde hacía varios años" A su vez, descartó un empeoramiento dramático del desempleo, pero también una recuperación veloz.

La agencia calificadora de riesgo Moodys Investors Service dijo este jueves que las condiciones del mercado laboral en las economías más grandes de América Latina probablemente se mantendrán débiles en los próximos dos años, con consecuencias a largo plazo para muchos sectores.

"En Argentina, la pandemia ha exacerbado la contracción de empleos que el país traía desde hacía varios años. Una larga historia de escasa creación de empleo y de inestabilidad macroeconómica ha aumentado la pobreza interna", dijo Moodys.

Y remarcó que eso se dio en un contexto de alta inflación y con el dólar jugando un papel como de cobertura frente al peso argentino que no ha parado de devaluarse, todo contribuyendo a patrones erráticos de consumo de los hogares.

Esta firma estadounidense señaló que las condiciones del mercado laboral en la Argentina califican con la nota "Ca estable", por lo que estaría descartado un empeoramiento dramático del desempleo en el país, pero también una recuperación veloz.

La pandemia de Covid-19 ha empujado a América Latina a una contracción mucho más profunda que la que siguió a la crisis financiera mundial de 2008-2009 o en Brasil durante su recesión de 2014-2016, dice el informe.

"Por tal motivo, resulta poco probable que el empleo en la región vuelva a los niveles anteriores a la crisis durante los próximos dos años, siendo los trabajadores más jóvenes los más afectados", advirtió Moody´s.

Las débiles tendencias del empleo persistirán y tendrán implicaciones negativas para la recaudación de ingresos de los gobiernos locales y regionales de cada país, según las previsiones de la agencia estadounidense.

El impacto variará entre ellos, dependiendo de su base económica y el nivel de apoyo gubernamental a su población. Esperan un mayor impacto en los gobiernos locales y regionales que dependen de las transferencias fiscales del gobierno federal basadas en recaudación de impuestos.

Las aerolíneas y el sector hotelero no se recuperarán por completo hasta al menos 2023, lo que reducirá la disponibilidad de empleo en esos sectores.

Los minoristas también se verán afectados, ya que deberán lidiar no solo con el alto desempleo, sino también con la baja penetración de los servicios bancarios, el lento crecimiento económico y altos niveles de inflación.

La pérdida de puestos de trabajo y la caída de la actividad económica serán negativos para la infraestructura de transporte.

Las autopistas con conexiones urbanas se verán particularmente afectadas dado que menos personas viajan diariamente a sus trabajos. La actividad aeroportuaria también disminuirá debido al retroceso en los viajes de negocios y el turismo, siempre según el informe.

Las métricas de calidad de activos de los bancos se verán desafiadas por la disminución de las medidas de apoyo de los gobiernos en medio de las débiles condiciones de empleo.

Dejá tu comentario