Es bueno algo de preocupación

Economía

¿Que se puede decir? ¿Que el mercado accionario sigue en la mala? Si bien las pérdidas porcentuales, como ha venido ocurriendo, no son llamativas desde el punto de vista porcentual, ya que el Dow cerró con una baja de 0,59 por ciento, en 9.923,04 puntos y el NASDAQ retrocedió 1,68 por ciento, no deja de ser sintomático el que las últimas operaciones marcaron el punto más bajo del día. Si bien es cierto que la recuperación de la expansión económica parece estar a la vuelta de la esquina, para algunos analistas ya es tiempo de empezar a considerar la posibilidad de que este año el promedio industrial termine en la zona de los 8.000 puntos, y que el NASDAQ lo haga allá por los 1.400, o incluso menos. Esto es equivalente a hablar de un descenso de 9 por ciento, algo para nada extraordinario. Sin importar realmente si el mercado termina 2002 del lado ganador o del perdedor, lo cierto es que el ánimo de los inversores no fue ayer de lo mejor.

Por lo pronto, porque apenas si se llegaron a negociar 1.000 millones de acciones en el mercado tradicional y 1.400 millones en el electrónico, un volumen superior al de la rueda previa, pero todavía reflejando un alto grado de desinterés, mayor al que sería normal para un típico día veraniego. Es cierto que el cúmulo de malas nuevas fue esta vez significativo: la caída en las proyecciones de El Paso, el anuncio de la investigación de la SEC a Halliburton, los malos números de Novellus, los problemas de Nortel y Dynegy, etc. Tal vez la mejor muestra del descreimiento en la inversión bursátil fue lo fácil que le resultó al Tesoro colocar u$s 27.000 millones en títulos a dos años, el monto más grande en poco más de un año y la consiguiente merma en la tasa de 10 años a 5,067 por ciento.

Dejá tu comentario