Gobierno llegó a un acuerdo con el FMI por la deuda

Economía

El Gobierno y el FMI llegaron a un acuerdo por la deuda de u$s44.000 millones contraída por la gestión de Mauricio Macri. La clave fue el sendero fiscal: un déficit de 2,5% del PBI para 2022 y, 1,9% para 2023 y 0,9% para 2024. Continúan trabajando en acordar otros aspectos, según pudo confirmar Ámbito.

En las primeras horas de esta madrugada los técnicos del staff del FMI y el equipo económico que lidera Martín Guzmán finalmente llegaron a un acuerdo, confirmaron a Ámbito tanto fuentes locales como del exterior.

Una de las trabas más importantes era la reticencia del Fondo a ser “flexibles” con el ajuste fiscal y, en este punto, Argentina no estaba dispuesta a ceder. Luego de arduas negociaciones se llegó a acordar una reducción del desequilibrio fiscal a 2,5% para el año en curso, 1,9% en 2023 y 0,9% en 2024.

De esta forma, se llegó a un entendimiento y Argentina realizará el pago de 731 millones de dólares de un vencimiento con el FMI de hoy como así también los 365 millones que se deben afrontar el martes próximo.

Encuesta

Destrabada la cuestión central del sendero fiscal, aún restan por definir distintos aspectos importantes, según trascendió.

La intervención política de los Estados Unidos fue decisiva para alcanzar el acuerdo, sostienen las fuentes. En momentos en que el mundo vive momentos de tensión, particularmente por el enfrentamiento de occidente con Rusia por la disputa en Ucrania, la Casa Blanca evalúa relevante aquietar la situación latinoamericana.

Las negociaciones Guzmán y Chodos con el staff del Fondo continuaron hasta altas horas, de acuerdo a información oficial.

Anoche, según información proveniente de Washington, aún no se había logrado "staff level agreement", es decir un acuerdo con los miembros de la misión. Los puntos aún en discusión eran el financiamiento de déficit y la brecha cambiaria

Desde los últimos días de la semana pasada el gobierno comenzó a endurecer su posición frente a las demandas del staff del Fondo. Algunos argumentan que dichos requerimientos pasan por el sendero fiscal, otros en cambio, por las políticas monetaria y cambiaria.

Es más, si bien fue creciendo el rumor de que el gobierno argentino no iba a pagar al FMI, lo que disparó el dólar y el riesgo país, algunos estiman que esto fue “solo una estrategia de negociación” y que nunca se pensó seriamente en no pagar.

Lo cierto es que durante esta semana las negociaciones continuaron a un ritmo vertiginoso y con la participación activa del presidente Alberto Fernández.

Este jueves el presidente liberó toda su agenda para dedicarse de lleno al tema y mantuvo diversas reuniones a lo largo del día en la Casa Rosada. Al final de la tarde se sumó el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa y el ministro de Economía, Martin Guzmán estuvo en línea todo el tiempo.

En medio de negociaciones contra reloj crece la expectativa en círculos oficiales de que “el acuerdo está cada vez más cerca y se pueda anunciar a la brevedad”.

Cabe recordar que este martes la subdirectora general del FMI, Gita Ginopath, ante una pregunta de Ámbito señalo que esperaba que hubiera progresos en las negociaciones en los próximos días.

Dejá tu comentario