Cambio en el equipo económico de Martín Guzmán: se fue un alto funcionario

Economía

Renunció el jefe de asesores del Ministerio de Economía, Gonzalo Andrés Guilardes Deinert. Su lugar será ocupado por Melina Mallamace.

Gonzalo Andrés Guilardes Deinert dejó al puesto de jefe de asesores del Ministerio de Economía. Lo reemplaza una joven economista graduada en la Universidad de La Plata, Melina Andrea Mallamace.

El cambio de funcionarios ya estaba acordado, ya que Guilardes asumirá otras funciones en el sector público, señalaron a Ámbito fuentes del Palacio de Hacienda.

Desde principios de años, Mallamace se desempeñaba como directora de Seguimiento de Gestión y Fortalecimiento Institucional del Ministerio de Economía de la Nación. “Es una persona de total confianza del ministro Guzmán”, sostienen en la cartera.

La entrante jefa de asesores se ha especializado y desempeñado técnicamente en la economía de producción, relevamiento de diversas áreas sectoriales de la organización económica y áreas de desarrollo reciente, como la bioeconomía.

Como antecedente, ha desarrollado tareas de índole técnica en los ministerios de Economía y Producción desde 2012.

Entre otros rubros específicos, ha efectuado estudios y relevamientos del sector pyme, economía del conocimiento y evaluación de la conjunción de políticas de relacionamiento entre lo público y lo privado.

También ha desarrollado actividades relacionadas con el estudio de políticas de promoción industrial específica y de apoyo en el diseño de políticas de fomento a la producción y el consumo.

En fuentes del Ministerio de Economía sostienen que el aporte de Mallamace será importante en momentos en que la autoridad económica considera distintas medidas para recuperar la actividad económica y fortalecer las cadenas de valor, un tema de la especialidad de la funcionaria ascendida.

Deuda

La renuncia llega cuando las negociaciones por la reestructuración de la deuda están en etapa de definición. “Las probabilidades de que el gobierno llegue a un acuerdo con los acreedores han aumentado considerablemente”, señala un estudio de Cohen dado a conocer hoy por esta firma de asesoramiento financiero, titulado “negociación encaminada”.

En el trabajo, afirma que la diferencia entre la oferta del gobierno, con un valor presente neto de 53,5 dólares (por cada lámina de 100, a una tasa de salida de 10%) y la propuesta de los principales fondos - 56,5- “es de solo 3 dólares”.

El número en mente de todos son 55 dólares de valor presente neto, lo cual implicaría que las puntas se encuentran a mitad de camino”, evalúa Camilo Cisera, jefe de inversiones de Cohen.

Sin embargo, desde la Casa Rosada se señala que el presidente Alberto Fernández ha dado la instrucción de no ceder un centavo más en el valor ofrecido en la última propuesta argentina.

Sí, en cambio, el Gobierno está dando muestras de flexibilidad en cuanto a las condiciones legales. Los fondos de inversión y las autoridades argentinas están discutiendo las llamadas cláusulas antibuitre y las referidas a las condiciones de reasignación de los votos de los bonistas para definir los canjes.

En medios del mercado se considera que el resultado de esta discusión es tan importante como las condiciones económicas. Es que la forma en que se resuelva la disputa fijará un antecedente que afectará no sólo al caso argentino, sino también sobre los procesos de reestructuración de deuda en el orden internacional.

De todas formas, el informe considera que existen posibilidades de un arreglo que, de concretarse, debería provocar una baja en el riesgo país. Se estima que podría bajar de los 2.200 puntos actuales hasta un nivel cercano a los 1.000 puntos, con el consiguiente impacto positivo sobre los activos argentinos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario