Hoy Kirchner-Lula

Economía

• Buscarán una estrategia para evitar la salida de Paraguay y de Uruguay. • Kirchner procurará que no fracase la próxima cumbre Mercosur en julio. • También explicará por qué no quiere tratar tema papeleras en el bloque. • Le pondrán fecha al lanzamiento del Gasoducto del Sur: será el 7 de julio. • Se aceleraría ingreso de Venezuela.

Néstor Kirchner y Luiz Inácio Lula da Silva se reunirán hoy en San Pablo con un objetivo central: decidir qué rumbo le darán al Mercosur, en el peor momento en la historia del bloque. Un día después, abrirán la reunión al venezolano Hugo Chávez que se presentará nuevamente, y a contramano de la crisis que vive el Mercosur, como nuevo socio.

El contenido de la reunión entre Kirchner, que llegará este tarde a la ciudad brasileña, y Lula da Silva, que espera desde esta mañana el encuentro con el argentino en un hotel paulista, es el siguiente.   

  • Crisis de Paraguay y Uruguay. Ni la Argentina ni Brasil están dispuestos a aceptar una rebaja en la categoría del Mercosur, pasando del proyecto actual de una unión aduanera a un tratado de libre comercio. Esta decisión le permitiría a Uruguay negociar un acuerdo de apertura económica con los Estados Unidos, algo que podría anunciarse el 4 de mayo luego de la reunión entre Tabaré Vázquez y George W. Bush en Washington. Tampoco Kirchner y Lula da Silva avalarían un pedido de Paraguay para el levantamiento de una base militar de los Estados Unidos cerca de la zona de la Triple Frontera y aceptar así ayuda económica desde ese país. Sobre estos temas, lo único que podrían anunciar los dos presidentes es la reglamentación y aplicación de los Mecanismos de Adaptación Competitiva (MAC), que Brasil autorizó en enero pasado para la Argentina y que permiten cerrar las fronteras ante eventuales daños que produzcanlas importaciones de algúnpaís del bloque sobre otro. Sin embargo, esta oferta fue ya rechazada en su momento por Uruguay y Paraguay, que reclaman decisiones más radicales para los dos principales socios.

  • Temor   

  • Cumbre de Buenos Aires. La Argentina teme que el encuentro entre los presidentes del Mercosur, que se debe concretar en la segunda semana de julio en Córdoba o Rosario, quede en el la historia como la cumbre donde se rompió el bloque. Hay un miedo concreto: que Tabaré Vázquez decida unilateralmente que Uruguay no participe de la reunión, lo que implicaría que por primera vez una cumbre de jefes de Estado del Mercosur no cuente con alguno de los socios, lo que iniciaría el principio del fin. Kirchner hablará con Lula sobre esta posibilidad, y la necesidad de evitar esta crisis incluyendo dentro del listado de temas a tratar en el encuentro argentino (el primero que debe organizar el actual gobierno), un temario que interese especialmente a los dos socios menores.   

  • Papeleras de Fray Bentos. Kirchner quiere hacer un culto de la necesidad de solucionar este problema de manera bilateral entre la Argentina y Uruguay, sin recurrir a las instituciones del Mercosur. Por esto, se negó a abrirle a Uruguay la instancia del Consejo del Mercado Común; pese a que Brasil y Paraguay apoyaban la posición de Vázquez en este punto. Incluso, y según informó ayer el diario «Folha de San Pablo», la cancillería brasileña que maneja Celso Amorim, «simpatiza más» con la posición uruguaya, tras citar el encuentro que mantuvieron el presidente Lula y su par de Finlandia, Tarja Halonen. Así las cosas, y si bien Kirchner asegurará cada vez que se lo pregunten que el tema papeleras no formará parte del temario de la reunión de hoy, se sabe que el argentino intentará convencer a Lula sobre su posición ante la negativa de recurrir a las instituciones del Mercosur para resolver el tema y peticionar el caso ante el Tribunal Internacional de La Haya. Cuando Chávez se sume mañana a la cumbre, el listado de cuestiones a tratar cambiarán y girará a las situaciones que tiene a Venezuela como principal referente. Los dos temas principales son los siguientes:   

  • Gasoducto. Se presentaráen sociedad la fecha del 7 de julio de 2006 como el lanzamiento oficial del proyecto del Gasoducto del Sur, que debería unir Puerto Ordaz, en el sur venezolano, con Misiones, en el norte argentino. Esa fecha se anunciará la formación de las dos comisiones que comenzarían a trabajar formalmente para concretar la polémica obra, que costaría unos u$s 20.000 millones y transportaría en algún momento gas a través de unos 10.000 kilómetros. Las dos comisiones serían la de tecnología, que estaría encabezada por Venezuela; y la de ecología, que manejaría Brasil por ser el país más afectado por la obra en este tema.   

  • Quinto socio. Originalmente se analizaba un esquema de no menos de cinco años para que Venezuela ingresara como socio pleno al Mercosur. Mientras tanto, el gobierno de Chávez debería buscar la forma de equilibrar este compromiso con su participación en la Comunidad Andina de Naciones (CAN). Ahora, si se concreta la salida de Venezuela del proyecto que integra con Bolivia, Ecuador, Colombia y Bolivia; en teoría, Chávez tendría libertad de acción para sumarse al Mercosur. Sin embargo, los otros socios de la CAN recuerdan que una renuncia a este bloque debería respetar los estatutos vigentes, y que hablan de un proceso no menor a los cinco años.
  • Dejá tu comentario