14 de septiembre 2023 - 19:29

Inflación: los factores que sumarán presión en los próximos meses, según analistas

Consultoras pronostican una inflación de dos dígitos para septiembre y no se descartan niveles similares en los últimos meses del año, ante el "descongelamiento" de algunos precios y una eventual nueva devaluación.

Los analistas consultados estimaron una inflación del 12% para septiembre.

Los analistas consultados estimaron una inflación del 12% para septiembre.

Mariano Fuchila

La inflación mensual de agosto se transformó en la más alta en 32 años y disparó las proyecciones de cara a lo que pueda ocurrir en el último tramo del año. De hecho, distintas consultoras ya estiman que el IPC volverá a subir en dos dígitos en septiembre y no descartan niveles similares para octubre y noviembre.

La elevada inercia le pone un piso alto al dato de este mes, mientras que un posible descongelamiento de precios luego de las elecciones, sumado a una potencial nueva devaluación del dólar oficial y el impacto fiscal que pueden tener las últimas medidas implementadas por el Gobierno, son algunos de los factores que, esgrimen los analistas, continuarán presionando al alza la inflación en los últimos meses del año.

En ese marco, de acuerdo al Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) del BCRA, los analistas consultados estimaron una inflación del 12% para septiembre, mientras que elevaron al 169,3% interanual el dato para todo el año: es decir, 28,6 p.p. por encima de la encuesta previa. En ese marco, pronosticaron una variación del IPC del 9,1% en octubre, del 9,4% en noviembre y del 13,2% en diciembre. Cifras que, de confirmarse algunos de los escenarios previstos por los analistas, pueden ser incluso más elevadas.

“Los datos semanales del relevamiento de precios de C&T revelan que en agosto los precios tuvieron una fuerte aceleración en la segunda quincena, lo que deja un arrastre estadístico muy elevado para septiembre. Esto hace que, a pesar de que se verifique cierta moderación en lo que va de septiembre, el mes apunte a cerrar nuevamente con una inflación de dos dígitos”, proyectaron desde C&T.

En tanto, desde LCG señalaron que es de esperar que el traslado a precio de la devaluación “no haya terminado y se vea todavía cierto rezago en septiembre”. “Por lo pronto, en el Relevamiento de precios de LCG la inflación semanal de alimentos solo desaceleró en el margen y se sostiene alto, en niveles del 1,8% semanal”, detallaron desde la firma, aunque agregaron: “El congelamiento del dólar oficial en $350, la suba de la tasa de referencia a 118% TNA, la suspensión de los ajustes de tarifas de servicios públicos y la extensión de los acuerdos y congelamientos a un número más grande de productos, podrían estar dando resultados, pero será un efecto de corto plazo”.

En ese sentido, al proyectar qué puede ocurrir en los próximos meses, advirtieron: “Pasadas las elecciones, el Gobierno deberá avanzar en un ‘descongelamiento’ y eso tendrá impacto en precios. Estimamos que actualmente cerca del 40% de la canasta del IPC cuenta con precios reprimidos en algún sentido. Con una inercia que todavía implique registros por debajo de los dos dígitos, la reversión de la medida sumará 10 p.p. de inflación en diciembre. Sobre esto, se sumará el efecto de descongelar el Dólar Oficial fijado en $350. Aún no queda claro cómo se implementará, pero cabría pensar que, más temprano que tarde, intentará recuperar (de mínima) la competitividad inmediata post-PASO”.

Proyecciones más allá de septiembre

Frutas Verduras Inflación Consumo Canasta Básica
Analistas no descartan una inflación de dos dígitos para los próximos meses

Analistas no descartan una inflación de dos dígitos para los próximos meses

Eugenio Marí, Economista Jefe de la Fundación Libertad y Progreso, analizó ante Ámbito que desde la firma proyectan que para octubre y noviembrela inflación se sostenga cerca de los dos dígitos mensuales”. “Pero todo sujeto a una elevada incertidumbre. Si el Banco Central lleva adelante algún otro salto en el tipo de cambio oficial, veremos otra alza en el precio de los transables como ocurrió en agosto, y un IPC que se acelerará”, señaló.

“Al mismo tiempo, el valor del peso dependerá críticamente de cómo evolucione la demanda de dinero. Cuanto más caiga la demanda de pesos, menos espacio habrá para financiar el déficit con emisión monetaria. Lo que nos lleva a las últimas medidas que tomó el Gobierno de baja de impuestos, que esencialmente llevarán a financiar la brecha fiscal con mayor emisión y mayor endeudamiento del Banco Central”, agregó el analista.

Marí también resaltó el impacto que puede tener un “descongelamiento”: “Todo esto se da en un marco donde encima hay inflación debajo de la alfombra. Varios precios de la economía están controlados y atrasados, como el tipo de cambio o tarifas. Y la deuda remunerada del BCRA, que hoy tiene una tasa superior al 200%, presiona sobre la emisión monetaria futura y en consecuencia sobre la inflación futura también”.

En ese contexto, Francisco Ritorto, economista de ACM, aseguró: “Agosto plantea un piso para lo que resta del año, octubre va a verse exacerbado por la incertidumbre del proceso electoral y en los meses siguientes quedará ver cómo será la etapa de transición que llegue a ocurrir luego de las elecciones”.

Existen diversos riesgos que plantean una mayor presión inflacionaria: todavía no se descarta otro salto devaluatorio posterior a las elecciones y las últimas medidas implementadas por el Gobierno, con el impacto fiscal que conllevan, plantean riesgos adicionales”, analizó Ritorto, quien en ese sentido concluyó: “En septiembre esperamos una inflación similar a la de agosto, y en los meses posteriores una mayor aceleración”.

Dejá tu comentario

Te puede interesar