La industria retrocedió 2,3% en octubre y 7,2% en diez meses

Economía

Se desaceleró la caída frente último bimestre, que respondió a la devaluación pos-PASO. Pero sigue el pesimismo de ventas para el próximo trimestre.

La producción industrial manufacturera registró en octubre una contracción del 2,3% interanual, anotando así su décimo octava caída en fila y acumulando en los primeros diez meses del año una merma del 7,2%, que se desaceleró frente al 7,8% registrado el mes previo, informó ayer el INDEC. No obstante, el dato para destacar es que en términos desestacionalizados, el indicador repuntó 5% mensual, revirtiendo así la caída del mes previo (-5,1%), aunque no llegó a compensar la observada en agosto (-3,3%). Por su parte, la serie tendencia-ciclo mejoró apenas 0,1%.

El dato de octubre indica, al menos por el momento, que la actividad industrial alcanzó un piso en septiembre. Previo a las PASO, el indicador venía desacelerando la tendencia negativa con respecto a los meses anteriores, y hasta llegó a mostrar cierta recuperación en algunos meses, como abril, mayo o julio, sostenida en gran parte por el buen desempeño del sector agrícola. Pero la devaluación del 25% del tipo de cambio generó fuertes complicaciones dentro del sector, impactando negativamente en la evolución del índice. Esto fue agravado, a su vez, por la fuerte suba de las tasas de interés, con el fin de atenuar el traslado a precios de la suba del dólar, aunque a su vez generando un efecto contractivo sobre la economía en general.

Las mayores caídas del mes fueron registradas por los rubros relacionados con el sector del transporte, una tendencia que se viene observando en los últimos meses. El rubro de Otro equipo de transporte disminuyó 25,5%, mientras que Vehículos automotores, carrocerías, remolques y autopartes, 16,2%. De acuerdo con el INDEC, la principal incidencia negativa se observa en la producción de autopartes, que bajó 20,8% interanual en octubre y 14,2% en los diez meses del 2019 por una menor demanda local de piezas, partes y accesorios para la fabricación de vehículos automotores y para el mercado de reposición. Además, se observaron menores niveles de pedidos de autopartes destinados a Brasil, Estados Unidos y diferentes países de la región, como Chile y Colombia.

Más abajo se ubicaron Productos de metal (-9%), Prendas de vestir, cuero y calzado (-8,5%), Productos minerales no metálicos (-7,3%), Otros equipos, aparatos e instrumentos (-4,5%), Muebles y colchones, y otras industrias manufactureras (-3,7%), Sustancias y productos químicos (-2,4%), Maquinaria y equipo (-1,3%) y Madera, papel, edición e impresión (-0,6%). A contramano, 5 de los 16 rubros que componen el indicador finalizaron en terreno positivo. Este fue el caso de Productos textiles (+15,1%), Productos de tabaco (+5,9%), Refinación del petróleo, coque y combustible nuclear (+3,9%), Industrias metálicas básicas (+3,1%) y Productos de caucho y plástico (+0,2%). Por su parte, Alimentos y bebidas se mantuvo sin cambios.

En este contexto, la expectativa en la industria manufacturera sigue siendo poco optimista. En las perspectivas para el período noviembre-enero, el 15,3% estima que aumentará, mientras que un 43,1% considera que disminuirá, al tiempo que un 41,6% no prevé cambios. Con respecto a las exportaciones, un 21,6% considera que aumentarán, 56,4% no espera variaciones, mientras que 22% anticipa una caída de las mismas. En medio de un contexto recesivo, que continuaría golpeando a los indicadores de ingreso, de empleo y sociales, dado que la industria suele ser uno de los sectores más intensivos en la utilización de la mano de obra, el 2019 terminaría con una merma de entre 7% y 8%, aproximadamente, de acuerdo con las consultoras privadas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario