Las empresas vuelven a tomar deuda en dólares

Economía

Pagan 7% anual, muy por debajo de las tasas de 25% en pesos. Además, se vislumbra cierta estabilidad con el dólar, casi como en los tiempos menemistas.

Con el fuerte repunte de las tasas de interés en pesos que se produjo a partir de abril, las empresas se volcaron de manera decidida a tomar préstamos en dólares. Mientras que las tasas en moneda local se elevaron hasta 25% en pesos para una pyme, las líneas en dólares rondan 7%.

«Para que el préstamo en dólares termine resultando mal negocio, el dólar debería subir de acá a un año a $ 3,50. Hoy por hoy conviene tomar el riesgo», explicó el titular de una textilera.

En lo que va del año, los créditos en dólares subieron 15,1%, contra 12,5% de los préstamos en pesos, según información oficial del Banco Central. Y en los últimos doce meses, los primeros subieron 35,8% contra 34,8% de las líneas en moneda local. Por supuesto,el stock de préstamos en dólares aún es relativamente bajo, pero viene creciendo de manera sostenida en los últimos meses. En la actualidad, suma u$s 6.000 millones y representa 20% del total de préstamos en pesos.

Si bien no todas las empresas tienen acceso a este fondeo, el espectro se amplió en el último año. A las compañías que realizan operaciones de comercio exterior (importadoras y exportadoras) se agregaron sus proveedoras.En su momento fue un esquema que flexibilizó el Banco Central, que dirige Martín Redrado, para que la demanda de divisas no fuera una responsabilidad única de la autoridad monetaria. Pero fue antes de que volvieran las turbulencias y se acentúe la fuga de divisas, como sucedió en el último trimestre.

Para los bancos es más sencillo prestar en dólares porque el fondeo es también más barato. Por un lado, los plazos fijos en moneda extranjera tienen una tasa que oscila entre 1% y 2% anual, mientras que los nominados en moneda local no bajan de 10% y llegaron hasta 18,5% en el caso de los depósitos mayoristas. Los depósitos en dólares también crecieron al doble del ritmo que los nominados en pesos, por el miedo del público a una devaluación: 12,1% contra 6,9%. Además, las entidades cuentan en muchos casos de líneas especiales de bancos corresponsales o incluso de organismos que son muy baratas en dólares.

Estas son otras novedades del mercado financiero que se produjeron en los últimos días:   

  • Fue abrupta la baja de la tasa BADLAR. Los bancos pagaron el viernes apenas 12% anual por depósitos mayoristas, contra 18,5% de hace un par de meses. La disminución fue más rápida y acentuada que lo que se venía vaticinando en las entidades.

  • Sólo parcialmente comenzóa reflejarse esta reducción de rendimientos en las líneas de crédito. Se sintió en los préstamosde corto plazo a empresas, como descubiertos en cuenta corriente y adelantos. Compañías que venían pagando 24% por el descuento de documentos sobre fines de la semana pasada consiguieron rebajas hasta 19% anual. Antes de que comenzara la crisis financiera pagaban no más de 14%/15%. En cambio, esta disminución no se siente por ahora en productos de más largo plazo, como créditos personales y mucho menos hipotecarios (sólo lo continúan otorgando los bancos públicos).   

  • Esta caída de tasas está vinculada con la fuerte recuperación de depósitos a plazo fijo. En los últimos 30 días (considerando hasta el 18 de julio) subieron 5,2%, un total de $ 3.400 millones. La mayor parte pertenece a inversores mayoristas (como AFJP) y ya en los últimos días se notó mayor presencia de minoristas (la estabilidad del dólar desalentó compras).

  • En lo que respecta al crédito, es notorio el estancamiento. Los adelantos a empresas cayeron 3% en los últimos 30 días, el descuento de documentos se mantuvo sin cambios y el rubro que aparece con mayor aumento es -sorpresivamente- el de hipotecarios, con una suba de 2,4%. Los préstamos personales, que venían aumentando a un ritmo de 4,5%, ahora lo hacen a sólo 1,4%.
  • Dejá tu comentario