Dólar: la brecha perforó el 90%, pero el BCRA vendió más de u$s60 M

Economía

El dato positivo de la jornada es que las cotizaciones paralelas siguen calmas y que la distancia entre los distintos valores se achicó.

Cambió el mes, pero, por ahora, las tendencias no se modificaron en el mercado cambiario: el Banco Central (BCRA) sigue manteniendo las cotizaciones paralelas del dólar en niveles altos aunque estables, pero no logra detener el goteo de reservas. Según estimaciones de privados, ayer la autoridad monetaria finalizó el día con ventas netas superiores a los u$s60 millones. En noviembre el saldo negativo por participaciones del BCRA en el mercado de divisas había alcanzado los u$s325 millones.

No obstante, algunos analistas señalan que la dinámica del último mes, en lo que se refiere al mercado cambiario, no fue ni mejor ni peor que la que se observaba en años anteriores.

En cuanto al conteo de reservas brutas, la entidad cerró el día con u$s38.620 millones, lo que significa una baja de u$s32 millones respecto del día anterior. La suba de 2,1% en la cotización del oro atenuó el efecto que generan las ventas de dólares para atender la demanda privada.

“La pérdida de reservas que se observó últimamente no se debe a lo que sucedió en el mercado de cambios, que se ha comportado en niveles esperables para lo que espera del período agosto-noviembre, que suele ser la temporada baja de liquidaciones. De hecho, la estabilización de la brecha vino de la mano de la estabilización del Mercado Único y Libre de Cambios (MULC). De todas formas, la caída de reservas fue más fuerte que con otros cepos, porque hubo salidas de depósitos y pagos a organismos internacionales”, consignó Damián Pierri, quien es investigador del Interdisciplinario de Economía Política de Buenos Aires y docente de la UBA y San Andrés.

En cuanto a la merma de depósitos privados, Pierri indicó: “La gente se asustó porque el paralelo llegó a casi $200. Pero puntualmente, el 10 de noviembre los depósitos dejaron de caer y empezaron a subir. En ese momento la brecha se estabilizó y empezó a tener efecto la desregulación. Y esto ocurrió sin grandes cambios en la tasa de interés, pero con el BCRA y el Tesoro haciendo grandes esfuerzos por el lado de los agregados monetarios y desde el punto de vista del resultado primario”. Según cálculos de Pierri, las operaciones de cambios que realiza el BCRA contra el sector privado explican sólo un 30% de la pérdida de reservas que se vio entre agosto y noviembre.

Proyecciones

De cara a diciembre, Pierri adelantó que se trata de un mes que suele ser malo para el mercado de cambios, pero bueno para la demanda de pesos.

Por el lado de las cotizaciones, la principal noticia de ayer fue que la brecha entre el blue y el oficial mayorista se sigue acortando. El dólar informal bajó $2 y cerró en $153, anotando su séptimo retroceso al hilo. Mientras que la apreciación administrada del tipo de cambio que maneja el BCRA marcó un avance de 12 centavos, para llevar la divisa a $81,43. De esta forma, el gap entre ambos es de 87,79%, muy por debajo del 149,6% que se llegó a alcanzar el 23 de octubre.

En lo que se refiere a las cotizaciones bursátiles de los billetes estadounidenses hubo leves subas: el contado con liquidación avanzó 0,3% y cerró en $148,48, mientras que el MEP tuvo un alza de 0,1% que lo colocó en $144,70.

“Es cierto que hay una mayor demanda de pesos, pero la brecha sigue estando en torno al 85%. Y eso, naturalmente, da incentivos a liquidar la menor cantidad de exportaciones posibles. Porque, además, con una tasa de interés por debajo del ritmo de devaluación, es casi una invitación a hacerlo. Y también a adelantar todas las importaciones que sean posibles”, advirtió el economista de Empiria, Juan Ignacio Paolicchi.

Por otra parte, Paolicchi sostuvo: “La demanda de pesos estacionalmente alta puede ayudar en algo durante diciembre, pero con el excedente de pesos que hay es un efecto de segundo orden. Con valores cambiarios tan rígidos, en tanto no se baje la brecha cambiaria y no se hagan converger los mercados paralelos con el oficial (ya sea por encima o por debajo) es difícil que mejore la dinámica de reservas”.

A modo de síntesis, Paolicchi sentenció: “Si bien noviembre fue un mejor mes en términos de ventas, fue a costa de acelerar el ritmo de devaluación y, a la vez, frenar más importaciones. En tanto no se devalúa lo que el mercado pide, la oferta de dólares no aparece ni en el paralelo ni en el oficial”.

Por otra parte, las tasas implícitas de los contratos futuros del Rofex también se vienen mostrando calmas en las últimas ruedas, con bajas en prácticamente toda la curva. Al momento, los contratos para fines de diciembre se vienen cerrando en $84,48. Mientras que se espera un dólar a $89,83 para fines de enero. En el tramo más largo, es decir, octubre 2021, las negociaciones finalizaron hoy en $139,50.

Temas

Dejá tu comentario