6 de febrero 2019 - 00:01

Mercados, entusiastas con inversores de "segunda generación"

GOBIERNO, TAMBIÉN OPTIMISTA POR QUIENES APUESTAN AL LARGO PLAZO - Muchos operadores locales consideran que compraron acciones y títulos a muy bajo valor histórico y aprovechando el buen clima internacional.

Wall Street Mercados.jpg
Foto: AP

En la Casa Rosada y en el mercado de capitales hay prudencia. Pero en ambos ambientes muchos ya hablan de la llegada al país de una nueva tanda de inversiones extranjeras (o nacionales con dinero en el exterior); que comenzó a tímidamente a fines de diciembre de 2018, pero que se consolidó en los últimos 15 días de enero y en esta primera semana de febrero. Se la compara con los dólares que ingresaron al país en los dos años iniciales de gestión de Mauricio Macri y comienza a considerarse que estos inversores externos tienen una gran diferencia con los que apostaron por el país en aquellos 24 meses. Al menos en la visión actual (tanto en despachos oficiales como en muchas mesas de dinero de los principales bancos locales), los que estarían apostando ahora por el mercado de capitales, serían inversores que estarían creyendo que el esquema financiero actual aplicado por el Gobierno podría funcionar en el mediano y largo plazo. Y que la mala hora, al menos financiera, del Gobierno de Mauricio Macri ya habría finalizado y que éste llegará a octubre de 2019 con buenas posibilidades de reelección.

El análisis se completa con una doble visión: los que llegaron a invertir en bonos y acciones entre los últimos días de 2018 y los primeros meses de 2019 lo hicieron a precios muy bajos, y en compañías y títulos públicos que históricamente mostraron valuaciones en dólares más que deprimidas. Se habla además de que si bien este año mostrará una nueva y molesta caída en la mayoría de los indicadores económicos, especialmente el PBI (según el REM será de 1,5%), hay quién apuesta a una recuperación fuerte entre 2020 y 2021. Y prefieren, para ese momento, ya estar colocados en primera fila en la elección de opciones dentro del mercado de capitales local.

Perspectivas

Y, siguiendo esta lógica, serían inversiones a largo plazo (larguísimo, para la visión criolla de los últimos tiempos), con lo que se despegarían de los ahorristas de corto plazo que plagaron la plaza local en los primeros tiempos del macrismo. Según la visión optimista, no habría riesgo profundo de un “carry trade”, ya que la apuesta es a una revaluación de activos financieros en el mediano y largo plazo; cuando, además, el alza del dólar y de la inflación estarían controladas.

Esta visión es recogida desde hace unos días por muchos referentes de entidades privadas fuertes con alto manejo de fondos de inversión internacional y luego trasladada a algunos despachos oficiales a través de los muy sólidos contactos (al menos para la transferencia de estos datos) que existen entre algunos funcionarios y personajes de alto tránsito en los bancos locales. Ambos los llaman “inversores de segunda generación”, más sólidos que los primeros que nunca creyeron (se demostró luego) en que el programa de Mauricio Macri de los primeros años sea sólido en mediano plazo. Son los primeros que salieron del mercado local en abril de 2018, expulsados además por el propio Gobierno ante la inminente aplicación del impuesto a la renta financiera que comenzó a regir ese mes para los no residentes.

Cóctel

Los malos números del Gobierno, cruzados por el anuncio de marzo del año pasado de un incremento en la tasa de interés de la Reserva Federal (Fed), las consecuencias de la sequía local, el enrarecimiento en los mercados mundiales por la relación entre Estados Unidos y China y la aplicación del impuesto provocaron un cóctel explosivo que derivó en el comienzo de la salida masiva de pesos del mercado argentino hacia el dólar que comenzó el 25 de abril del año pasado. Ahora confía el Gobierno que la suerte cambie y que el desenlace sea diferente.

En el mercado se espera para las próximas jornadas (quizá hoy) se convalide una perforación en el piso psicológico del 50% en las tasas de interés de las Leliq que emite el BCRA.

Dejá tu comentario

Te puede interesar