No se refrendó la suba sin volumen

Economía

Pareció apropiado el encogimiento de negocios durante la rueda del martes, pudiendo subirse nuevamente en precios y sin aportar mayores esfuerzos. Pero, a renglón seguido y ya en términos de volumen afincados en cerca de los $ 50 millones, la oferta se salió de madre, acometió con bastante ímpetu sobre las posiciones y no encontró un terreno esponjoso para la asimilación. Esta vez, la mecánica del mercado tomó la otra alternativa y, ante la falta de armonía de los intervinientes, la variable de ajuste pasó por la cotización. Reviste el esquema dentro de lo ortodoxo también, en esta situación se hizo cuerpo el hecho de no poder ir hacia arriba en un aspecto -precios- sin que los negocios concurran en la misma dirección. Ayer, el total de demanda quedó estanco y la parte vendedora no se encogió en proporción, sino que optó por descremar la utilidad, cediendo en los pisos.

Tomado al vacío, con la Bolsa como si fuera una isla, se puede conjeturar que las subas intensas habidas trajeron consigo el rebaje y la toma de oxígeno. Una «corrección de crecimiento», dirían economistas sofisticados, pero la coincidencia de los sucesos de ayer con el lanzamiento de medidas impositivas -un tema siempre ácido- incorporó otro frente a tener en consideración. Las ruedas que faltan en la semana deberán advertir si se trató de un «diente de serrucho», dentro de los gráficos -una baja, entre dos subas-, o si hay novedades que han inquietado a la plaza. En lo que hace a números, el negociado totalizó $ 63 millones, con $ 9 millones en CEDEAR, las bajas más fuertes fueron de Comercial -10%- y Galicia con caída de 7%. El MERVAL en «771», 2,71% abajo.

Dejá tu comentario