Otro derrumbe de la soja: ayer 4,6%

Economía

Ante un nuevo derrumbe de las Bolsas del mundo, los commodities agrícolas volvieron ayer a responder negativamente en el mercado de futuros de Chicago (CBOT). La soja, con baja de 4,65%, cayó a u$s 368,91, 39% menos que en julio.

Los cereales siguen el mismo rumbo descendente. El trigo perdió 5,04% y se pagó u$s 233,7 por tonelada, un valor que sólo muestra registros inferiores a fines de julio de 2007. Para el maíz, la baja fue de 6,2%, con cierre a u$s 178,7 por tonelada, remontando a este grano al nivel de precios de diciembre pasado.

Los analistas coinciden en que hasta que no se observe recuperación de la plaza financiera no habrá inversores interesados en commodities agrícolas. Alza del dólar ante el euro y la nueva caída del petróleo (4,6%) influyeron además negativamente sobre los precios.

En rigor, los fondos que se retiran de los granos son los mismos que en la primera mitad del año los hicieron subir hasta récords históricos, como los u$s 609,22 por tonelada de la soja (49% más que el precio actual) o u$s 470,33 por tonelada del trigo. Durante ese boom de los granos, que hoy parece ya muy lejano, la participación de estos sectores fue considerada excesivamente especulativa y generadora de alzas en el precio de los alimentos, motivo por el cual incluso el Parlamento de Estados Unidos evaluó la inclusión de nuevos controles.

En lo que respecta a la jornada de ayer, la baja estuvo en línea con las de lunes y martes, y rompió con la leve alza registrada el miércoles. Aun así, no se espera que la soja pueda seguir descendiendo tan bruscamente en los próximos días. «Al ver los stocks de soja, no imagino que pueda quedar por debajo de los u$s 340 por tonelada, salvo por cuestiones especulativas», indicó César Gagliardo, de la consultora Artegran, que igualmente calcula que la plaza de granos de Chicago «tardará al menos un mes en recuperarse».

«Hoy el mercado no mira los fundamentos de oferta y demanda, por eso se da una masiva salida de fondos desde los commodities agrícolas», señaló a su vez Ricardo Baccarín, consultor de Panagrícola. «Se confirma que habrá recesión, por lo que van a variar a la baja los números de demanda internacional de alimentos», agregó.

En la misma línea, Bill Nelson, de la firma Wachovia, explicó que «los temores sobre la crisis financiera no se alejaron, ni las implicaciones de que podría haber una recesión en Estados Unidos, y también en Europa. No hay otras explicaciones más que ésta para una caída de estas dimensiones».

«Se cree que la economía caerá y bajará la demanda para todo tipo de productos», coincidió Joe Vaclavik, de Advantage Traders Group.

En la Argentina, la soja perdió 3,70%, y llegó ayer a un cierre de $ 780 por tonelada. El maíz cayó 3,90% ($ 370 por tonelada) y el trigo 0,85% ($ 580 por tonelada). Ante el panorama de incertidumbre -que a nivel local suma el inicio hoy de un nuevo paro agropecuario-, se reducen los negocios en Buenos Aires y Chicago. Se especula que actualmente, entre silos, silobolsas y acopios hay en el país entre 15 y 18 millones de toneladas de soja aún sin precio.

Dejá tu comentario