Respaldo crítico de tributaristas al proyecto de Guzmán

Economía

Piden que se cambie la denominada "cláusula antielusión" del proyecto que envió al Congreso el viernes el ministro de Economía. La misma obliga a mantener fondos en pesos invertidos entre 6 y 9 meses para no pagar "Bienes Personales".

Tributaristas respaldaron el proyecto de ley impulsado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, para introducir exenciones al Impuesto a las Ganancias y a los Bienes Personales en inversiones en pesos, con la idea de recomponer un mercado de capitales en moneda local, aunque advirtieron que estos beneficios pueden ser de casi imposible aplicación debido a los requisitos que estipula la iniciativa.

Con la intención de ofrecer opciones en moneda local que compitan contra el dólar, la propuesta de Guzmán elimina el Impuesto a la Renta Financiera de los instrumentos en pesos que todavía tributaban, luego de que por la Ley de Emergencia se eximiera a los plazos fijos simples. Del mismo modo, se busca eximir del Impuesto a los Bienes Personales a las Obligaciones Negociables en pesos, Fondos Comunes de Inversión y cuotapartes de fideicomisos. Pero a su vez, se establece como requisito que la persona deba mantener su inversión en pesos por entre 6 y 9 meses para poder obtener el beneficio, algo que luce como poco atractivo en el contexto inflacionario y de suba del tipo de cambio.

El proyecto contó con el respaldo del vicepresidente segundo del Banco Central, Jorge Carrera, quien a través de Twitter expresó que es “una buena medida para reconstruir gradualmente el mercado de capitales en pesos, que quedó golpeado por los reperfilamientos y cepos del gobierno anterior”.

Sebastián Domínguez, socio de SDC Asesores Tributarios, sostuvo que “el proyecto de reforma es positivo para generar nuevas exenciones sobre las inversiones en moneda nacional pero creemos que la cláusula antielusión tal cual está redactada excedería ese objetivo y se transformaría en una cláusula que directamente eliminaría las exenciones en la mayoría de los casos”. Domínguez indicó que las nuevas exigencias de mantener en el patrimonio los bienes o depósitos por 274 días o 182 días, según el caso, para que sean aplicables exenciones en bienes personales “tornan a las mismas de imposible aplicación, lo que se traducirá en un aumento de la presión tributaria”. El profesional consideró que “sería conveniente disminuir las exigencias de la cláusula antielusión” y propuso que “se deban mantener los bienes o depósitos en el patrimonio por 60 días en el año calendario continuos o discontinuos, o del 1 de diciembre del período fiscal de que se trate hasta el 31 de enero del año siguiente (62 días), según el caso”.

Ezequiel Passarelli, de SCI Group, coincidió en que la cláusula “antielusión”, destinada a evitar que una persona consiga una exención impositiva depositando en pesos el último día hábil del año, puede generar polémica. “Está bien que se fijen reglas de juego claras, pero se le está pidiendo que la gente tenga su dinero depositado en pesos por 9 meses durante el año o seis meses cuando se entre desde el 1 de diciembre”. “Creo que es un poco extenso el plazo”, explicó el asesor impositivo a Ámbito. Passarelli consideró que la extensión del plazo para acceder al beneficio “es muy amplia en el actual contexto inflacionario y de volatilidad del dólar”.

En tanto, Ivan Sasovsky, de Sasovsky y Asociados, señaló que “la exenciones vienen a reconocer una situación clave que es que las empresas necesitan financiarse ante la peor crisis de la historia, con obligaciones negociables, títulos y demás instrumentos que deben competir con la inversión que hoy parece más atractiva, como lo es el dólar”. En ese sentido, consideró que el beneficio que se busca otorgar “parece pobre para los márgenes que deja la compra del billete verde, pero toda baja de impuestos en este contexto debe ser festejada” .

Dejá tu comentario