11 de junio 2020 - 00:00

Confía el Gobierno en poder mantener al IPC bajo control

Los trascendidos dan cuenta de que tras la suba de 1,5% de abril, la inflación del mes pasado se habría mantenido o incluso desacelerado hasta un escalón del orden del 1,3% a 1,5%.

Santiago Cafiero.

Santiago Cafiero.

Imagen: Wikipedia

En un contexto económico sumamente complicado por la caída de actividad provocada por el coronavirus, el Gobierno espera con una expectativa favorable la difusión hoy del Indice de Precios al Consumidor. Los trascendidos dan cuenta de que tras la suba de 1,5% de abril, la inflación del mes pasado se habría mantenido o incluso desacelerado hasta un escalón del orden del 1,3% a 1,5%. Este fue un tema conversado en la reunión del Gabinete económico que se llevó a cabo ayer en la Casa Rosada y como es habitual fue presidida por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

De confirmarse esta cifra, el avance de los precios sería menor al estimado por los analistas privados. Al respecto, en el último relevamiento de expectativas de mercado que realiza el Banco Central los analistas pronostican que la tasa de inflación mensual sería del 1,7% en el quinto mes del año.

Un elemento que preocupa particularmente al Gobierno es la marcha de los precios de los alimentos, que en los últimos meses tendieron a ubicarse por encima del promedio. Estas subas golpean particularmente a los sectores de menores ingresos. Pero para el mes pasado los alimentos habrían subido en línea con la media, según estimaciones privadas.

En cambio, la inflación de mayo habría sido impulsada por rubros como la indumentaria, afectado por cuestiones estacionales, como así también por el rubro educación. Congelamiento de precios mediante, las tarifas siguen jugando como contrapeso en el índice de precios.

Para los próximos meses, los analistas privados advierten la posibilidad de una vuelta a la inflación “crucero” de la Argentina, con tasas del orden del 2,5% mensual. Argumentan en ese sentido la recuperación de la demanda que derivará del levantamiento de las medidas de aislamiento social y la expectativa de un aumento progresivo en la tasa de devaluación del dólar oficial.

Este pronóstico no es compartido por la conducción económica. Si bien no se descartan desvíos, la expectativa oficial es que la inflación continuará controlada, según señalaron fuentes oficiales a Ámbito. Y confían en que habrá señales positivas a medida que se vayan resolviendo cuestiones como la renegociación de la deuda externa y la recuperación de la actividad económica.

Dejá tu comentario

Te puede interesar