Prorrogaron hasta fin de año doble indemnización

Economía

Sorprendió ayer el gobierno al anunciar la prórroga de la doble indemnización para despidos en el sector privado, ya que había prometido iniciar una salida gradual para este mecanismo. Dejó pasar la oportunidad de su vencimiento a fin de mes y, en cambio, decidió extenderlo por otros 180 días y volver a estudiar entonces la situación. De esta forma Néstor Kirchner satisfizo los pedidos de los «gordos» de la CGT. El Presidente dio la orden de mantener el esquema al ministro de Trabajo, Carlos Tomada, ya que no quiso pagar el costo político de eliminar ese beneficio a veinte días de haber asumido, a pesar de que el régimen no cumple con su cometido de frenar los despidos y obstaculiza a las empresas a la hora de contratar personal. A pesar del mayor costo que supone para las compañías, desde la puesta en marcha del régimen se ha producido medio millón de despidos.

«Carlos, no me quiero comer el garrón, a veinte días de asumir, de que las empresas comiencen a despedir gente. Así que andá y anunciá la prórroga.» Este fue la orden que recibió el sábado pasado el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, de parte del presidente Kirchner quien dejó en claro que no estaba dispuesto a pagar el costo político de eliminar el pago de la doble indemnización que vence a fin de mes. Lo que a la vez le sirve de prenda de negociación con los «gordos» de la CGT.

Ayer el gobierno anunció la prórroga por 180 días del pago de la doble indemnización por despido arbitrario. «La estructura ocupacional del país no recibiría de buen grado esta baja o la terminación del sistema de la doble indemnización», explicó Tomada al anunciarla y aseguró que «uno de los objetivos del gobierno, además de la generación de nuevos puestos de trabajo, es el mantenimiento de las fuentes y el nivel de empleo como punto de partida».

La prórroga de la doble indemnización, reconoció Tomada, es una «decisión» del Presidente, en base a un análisis que se efectuó «sobre la actual situación del mercado de trabajo y el desenvolvimiento de las variables que hacen a cierta reactivación económica».

Sorprendió así, negativamente, el gobierno y en particular el propio ministro, porque en varias oportunidades manifestaron que la salida sería gradual, y en lugar de ello optaron por la prórroga.


Para el ministro, es necesaria «una nueva política salarial y colocar los niveles de ingresos en valores más razonables, lo cual, como consecuencia, genera una mejora en la indemnización».

• Sanción

El ministro indicó que desde que está vigente la norma «hubo despidos», pero aclaró que «sanciona el despido arbitrario, no el que tiene justa causa, y eso es toda una definición».

Destacó que la doble indemnización apunta «a proteger sobre todo a los trabajadores que tienen una antigüedad superior a los seis años». «En esta etapa la protección al trabajador con antigüedad en la empresa es un aporte que necesitamos hacer para el mejor funcionamiento, incluso de las compañías que cuentan con este tipo de personal», agregó.

Añadió que se trata de «preservar situaciones como, por ejemplo, la de un trabajadorcon 20 años de antigüedad, despedido arbitrariamente y que a los 40 o 45 años se encuentra sin la posibilidad de acceder fluidamente a un trabajo
, porque no estamos viviendo una situación de pleno empleo desde hace muchos años».

• Continuidad

El funcionario indicó que recién a fin de año se volverá a analizar el sistema de doble indemnización, en función de la evolución del salario y del empleo. Explicó que si bien en los últimos meses hubo «cierta reactivación económica», el «mantenimiento del nivel de despidos» determinó al gobierno a promover la nueva prórroga. De este modo, dio a entender que hasta tanto se fije una nueva política salarial, superadora de los aumentos no remunerativosdispuestos por decreto, se mantendrá la doble indemnización. «Solamente en ese momento se podrá pensar en revisar ese tema», adelantó.

Según el ministro, eliminar la penalización para los despidos sin causa justificada hubiera ocasionado «un shock» que se buscó evitar con la prórroga. Además, dijo que el mantenimiento del esquema indemnizatorio se dispuso en línea con la prórroga en la Emergencia Ocupacional, vigente hasta el 31 de diciembre próximo.

Desde la asunción del nuevo gobierno, comenzó a analizarse un mecanismo de salida gradual, por porcentajes o en base a la antigüedad de los trabajadores, por lo que el anuncio del ministro resultó sorpresivo.


El esquema fue desde el principio duramente cuestionado por las cámaras empresarias, con el argumento de que sólo frenaba la contratación de nuevo personal. Los dirigentes sindicales, en cambio, en todo momento defendieron su vigencia y los especialistas de ese ámbito explicaron que, inclusive, desde que se puso en funciones se produjeron 550.000 despidos.

Con el anuncio de ayer, quedó prorrogado por tercera vez el mecanismo de penalización para los despidos sin causa dispuesto en enero de 2002 a partir de la ley de Emergencia Económica, al inicio de la gestión de Eduardo Duhalde.

Dejá tu comentario