Reducirán las retenciones a industrias que exporten más

Economía

Según lo que se desprende del proyecto (por ahora preliminar) de Presupuesto para 2006, el gobierno no tiene en carpeta ni reducir ni eliminar el impuesto a los débitos y créditos bancarios y ni las retenciones a las exportaciones; los dos capítulos fiscales calificados como los más «distorsivos» del sistema impositivo argentino.

La única novedad en este sentido es que se reglamentará que en el año próximo la quita o reducción de las retenciones sólo se realicen en el caso de industrias que superen las exportaciones realizadas durante 2005. Por tanto, el beneficio no alcanzará a los productores primarios (los que más pagan retenciones), mientras que el Ministerio de Economía se reservará el derecho de alterar la medida en cualquier momento del año. Una decisión que estaría vinculada con la intención del gobierno de aplicar este tipo de trabas para el caso de un incremento importante en los precios de algún sector.

• Avance

Bajo este criterio, los técnicos que trabajan con Roberto Lavagna en el diseño de los lineamientos básicos del proyecto de ley de presupuesto para 2006, avanzan en el primer capítulo que se cierra habitualmente: el impositivo.

Si bien por ahora no hay datos concretos sobre la meta de recaudación (dependerá del resultado que se obtenga en los últimos meses del año) se especula con que el incrementose ubicaría en 10%. Quiere decir que si el resultado de 2005 llega -según las especulaciones primarias- a los 120.000 millones de pesos,
la meta de 2006 sería de aproximadamente 132.000 millones de pesos.

En el diseño del sistema impositivo, no habrá que esperar novedades importantes en ninguno de los tributos.

Quedan sin alteraciones los principales capítulos, como el IVA, Ganancias, combustibles, importaciones y aportes a la seguridad social.

Tampoco habría cambios en el impuesto al cheque, a pesar de que existen presiones de muchos sectores de comenzar a implementar una reducción o por lo menos una disminución en la apreciación fiscal, a través de la posibilidad de tomar un porcentaje mayor al permitido actualmente (0,2 por ciento) del tributo a las Ganancias.

Los cambios más importantes, aunque limitados, se darán en cuanto a las retenciones a las exportaciones. No habrá rebajas para los productores primarios, con lo cual el Estado se garantiza ingresos firmes de parte de los envíos de soja, maíz, trigo y petróleo crudo; lo que según la recaudación actual implica unos 800 millones de pesos mensuales de base.

Sólo habrá que esperar beneficios para las retenciones de los sectores industriales, pero no por la vía de las rebajas. La idea del gobierno, que se implementaría (a través de la Secretaría de industria de Miguel Peirano) sería que los rubros que superen el nivel de exportaciones de 2005 ( medido por trimestre), podrán pagar menos retenciones o directamente se les eliminará el tributo, pero sólo para las excedentes.

Por ejemplo, si un sector o empresa manufacturera exporta 100 millones de pesos en 2005 y durante 2006 unos 110 millones, no pagaría retenciones por los 10 millones de pesos de excedente.

En principio, la decisión beneficiaría directamente al sector siderúrgico (fundamentalmente Techint) y a las automotrices, autopartistas, productores de agroalimentos (excluidas las aceiteras) que tributan aproximadamente 5 por ciento.

También figurará en el Presupuesto la reglamentación -que ya está vigente en forma parcial- y que les permite a las empresas industriales tomar a cuenta de IVA sus adquisiciones de bienes de capital y de ampliaciones de plantas. Una medida lanzada en su momento por Lavagna para fomentar la inversión en la actividad manufacturera.

Dejá tu comentario