Se anunciará en Buenos Aires el acuerdo Mercosur-Europa

Economía

Romano Prodi llegará a Buenos Aires en julio para anunciar, junto a Néstor Kirchner, el acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea. Será una formalidad previa ya que las negociaciones terminarán recién en octubre. En la Cumbre de Guadalajara, el brasileño Celso Amorim terminó de definir con Prodi -máximo negociador de la UE- los tiempos finales de la puesta en marcha del nuevo mercado. Los beneficios serán a largo tiempo. La Argentina puede ganar en el futuro exportaciones por u$s 10.000 millones. Pero en una primera etapa sólo se liberarán productos agropecuarios, aunque con restricciones. A Europa le interesa el sector servicios, compras del gobierno e inversiones. Quedan afuera la industria automotriz, la farmacéutica y la química. Pero será el avance comercial más importante del Mercosur desde su creación.

Guadalajara - Néstor Kirchner tendrá finalmente la foto oficial con el presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi. De esta manera se convertirá en el presidente encargado en el Mercosur de lanzar en julio el acuerdo entre el bloque que integran la Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay y la Unión Europea (UE) y que se transformará en el tratado de apertura comercial más importante para el país en 10 años.

En un principio, el marco iba a ser esta cumbre de América Latina, el Caribe y la UE que comenzó oficialmente ayer en esta ciudad, pero la gripe dejó al Presidente en Buenos Aires. Sin embargo, y luego que los negociadores argentinos y brasileños destrabaran ayer las discusiones con la UE y se ratificara la fecha de firma del acuerdo para octubre de 2004, Prodi confirmó que viajará a Buenos Aires el 7 de julio, cuando se organice la cumbre de jefes de Estado del Mercosur y donde Kirchner terminará de ejercer la presidencia pro témpore del bloque.

Será entonces en el Palacio San Martín, la sede de la diplomacia argentina, donde los cuatro jefes de Estado del Mercosur y Prodi anunciarán la firma del acuerdo, que en principio promete para la Argentina un aumento de las exportaciones de 4.000 millones de dólares como piso en 10 años.

• Apertura

Dos capítulos fueron destrabados ayer en las discusiones entre el Mercosur y la UE que permitieron ratificar la fecha de inicio del proceso de apertura económica de los dos bloques para octubre de 2004: uno referente a la Argentina (la apertura final del mercado de autopartes) y otro a Brasil (la aclaración sobre el capítulo de compras gubernamentales).

En el primer caso, la Argentina terminará de incluir el capítulo de autopartes en las negociaciones de apertura económica con la UE en un plazo de 10 años con la condición de que desde las automotrices con sede en Europa y en el Mercosur y que se verían beneficiadas con este acuerdo, prometan mantener el nivel de inversiones y los puestos de trabajo del sector, aunque no sea en el rubro de autopartes. Este tema será negociado desde los próximos meses directamente entre los gobiernos de Brasil y la Argentina y las terminales.

En el caso de compras gubernamentales, Brasil no abrirá sus mercados, pero dejará en claro cuándo y por qué motivos preferirá que un porcentaje de las licitaciones quede en manos de los proveedores brasileños.

Para la UE era un tema importante, ya que quería que su industria de computación compita en las licitaciones brasileñas, lo que finalmente no sucederá ya que el gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva continuará protegiendo a los fabricantes de los sectores de informática y software de Manaos.

Una tercera clave para destrabar ayer el acuerdo fue la fórmula, incluida en el texto que se firmará en octubre, que permite «mejorar el tratado y profundizar la apertura y el acceso a mercados». En otras palabras, se podrá firmar un acuerdo aunque sea mínimo, y eventualmente mejorarlo y ampliarlo cada dos o tres años.

Ahora las negociaciones continuarán entre el 7 y el 11 de junio en Buenos Aires y luego se trasladarán a San Pablo, para la reunión del 13 de junio organizada por la UNCTAD y a donde también viajaría Prodi.

Dejá tu comentario