Tras tocar máximos en siete años, la soja subió u$s6 y superó los u$s532

Economía

La soja subió u$s6,06 ayer en el mercado de Chicago, luego de llegar a tocar un máximo en siete años, y cerró a u$s532,69. El precio de la oleaginosa acumuló así su quinta rueda alcista y se ubicó un 75% por encima del valor que tenía hace trece meses.

Según explicó la corredora Granar, “los fundamentos de la nueva mejora están tanto en el mercado físico, donde crece la puja entre los comerciales para asegurarse mercadería ante el agotamiento de la oferta interna, como en la perspectiva de un inicio de siembra 2021/2022 complicado por una ola de frío que ralentiza las tareas en los campos del Medio Oeste, en medio de nevadas y de heladas que imposibilitan un normal desarrollo de las labores”. Los pronósticos, además, auguran precipitaciones por debajo de los niveles normales para las próximas semanas.

“Luego del reporte sobre intención de siembra que el USDA publicó a fines de marzo, en el que proyectó un área de 35,45 millones de hectáreas, frente a la previsión de los privados, de 36,42 millones, quedó claro que el clima debería ser casi ideal para que los precios no se afirmaran aún más. Y el clima actual difiere de ese ideal requerido y hace pensar a los operadores que quizás la cosecha no resulte suficiente para distender la ajustada relación entre la oferta y la demanda”, remarcó Granar.

Con los altos precios de los commodities internacionales, las exportaciones del complejo sojero cerraron el primer trimestre del año con un récord en los ingresos de u$s5.025 millones, debido a la suba de los precios internacionales del grano y a la reprogramación de embarques de diciembre por medidas de fuerzas realizadas por trabajadores portuarios, según informó la semana pasada la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR). De esta manera, las exportaciones registradas entre enero y marzo de 2021 crecieron 100,2% respecto al mismo período del año pasado y “tocaron su récord absoluto” en la historia, remarcó la entidad bursátil.

El maíz, por su parte, trepó u$s2,56 a u$s233,6. Las razones de las subas fueron similares a las de la soja: “un mercado físico muy firme por la competencia entre consumos, industrias y exportadores por el grano escaso en la campaña actual y condiciones climáticas que resultan adversas para un normal progreso de las siembras 2021/2022 sobre el Medio Oeste”.

Por el contrario, el trigo cerró con una leve caída de u$s0,09 a u$s239,66. “Más allá de una toma de ganancias muy parcial por las subas acumuladas durante la semana pasada, el clima continuó siendo un factor de sostén para las cotizaciones”, concluyó Granar.

Temas

Dejá tu comentario