24 de noviembre 2003 - 00:00

Suben depósitos (no plazos fijos)

Suben depósitos (no plazos fijos)
En los diez primeros meses de 2003, prácticamente todo el aumento que se registró en los depósitos bancarios se dio en colocaciones a la vista, mientras que los plazos fijos continuaron prácticamente estancados. El aumento de las colocaciones a plazo llegó apenas a 0,4% durante el año.

Según un estudio elaborado por MVA Macroeconomía, en base a información del Banco Central, el incremento total de los depósitos privados ascendió a $ 6.448 millones en lo que va del año. Pero, de ese monto, $ 3.817 millones se concentraron en depósitos en cajas de ahorro, $ 2.475 millones se destinaron a cuentas corrientes, y apenas $ 354 millones engrosaron los plazos fijos.

Las bajas tasas de interés que ofrecen los bancos para captar dinero a plazo y la incertidumbre que hoy prevalece en los potenciales depositantes hace que se privilegie la colocación del dinero a la vista.

Este fenómeno está explicando, aunque sea parcialmente, por qué los bancos no pudieron salir de manera más agresiva a ofrecer crédito a tasas más bajas. La liquidez sobrante en las entidades, según la consultora, se aproximaría a unos $ 5.500 millones, ya que los requerimientos legales sitúan la necesidad de integración de fondos de 17% y las entidades poseen hoy más de 23%. Claro que al tratarse de un grueso de depósitos a la vista, resulta más complicado salir a prestar a plazos largos.

• Alto nivel

Los depósitos a la vista ($ 25.846 millones) ya representan 75% del dinero a plazo fijo ($ 36.762 millones). Se trata de uno de los porcentajes más altos que registró la Argentina históricamente, ya que hasta 2001 apenas llegaba a 40%. Es decir que el resto del dinero que iba a los bancos quedaba en plazo fijo.

«La situación monetaria sigue mostrando una alta preferencia por la liquidez (razonable a las tasas actuales), que más que revertirse continúa profundizándose», señaló el informe de MVA.


Los depósitos a plazo fijo están mostrando una aceleración en la caída en los últimos meses. Por ejemplo, en lo que va de noviembre el descenso llega a 0,8%, mientras que en los últimos treinta días la caída llega a 2,3%.

Sólo hay un segmento de los plazos fijos que muestra una tendencia levemente creciente: se trata del segmento de más de 180 días de plazo, ya que para colocaciones de mayor duración las entidades están remunerando con mayores tasas, que en algunos bancos puede superar 9% anual.

Dejá tu comentario

Te puede interesar