Súper chinos: "Las tarjetas existentes deberán convivir con la nueva"

Economía

El director y vocero de la Federación de Supermercados y Asociaciones Chinas de la República Argentina, Miguel Calvete, comentó que el éxito de la tarjeta de crédito que desea implementar el Gobierno depende de cómo se implemente. Habló así en referencia a la iniciativa del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, que propone crear un medio de pago especial para comprar en supermercados y cadenas de electrodomésticos.

El proyecto consiste en el cobro de apenas un 1% de comisión a los comerciantes, mientras que las tarjetas comunes cobran el 3%. Así, se reducirían los gastos de las operaciones.

Sin embargo, relativizó la eficacia de la tarjeta al señalar que el cobro de una tasa pequeña "no garantiza que baje la inflación". Para ello, opinó que deberían implementarse ese tipo de reducciones con otras emisoras de plásticos para que la medida tenga un impacto positivo en el alza general de precios.

En ese sentido, para finalizar, Calvete adelantó que desde la Federación que representa "se viene trabajando con ejecutivos de distintas empresas de tarjetas tradicionales y con diferentes sectores de la industria para utilizar dichos medios de pago ya existentes en un sistema en el cual se puedan predeterminar beneficios especiales para ciertos productos de la canasta básica alimentaria otorgables sobre todo a los sectores de menos ingresos", y concluyó anunciando que "en los próximos días habrá novedades".

Debido a ello, el titular de la organización de los súper chinos aseguró que "si se generan menos costos que puedan trasladarse al consumidor el proyecto es bienvenido". Sin embargo, observó que "es imperioso que este nuevo medio de pago conviva con las tarjetas ya existentes porque no se puede obligar a los consumidores a abandonar las tarjetas que ya están en el mercado".

Con cautela, Calvete dijo que "habrá que observar cómo se implementa para analizar sus resultados". No obstante, criticó a los bancos que "cobran intereses y comisiones que son excesivas, con lo cual si se bajan realmente los intereses anuales y si se direcciona a los sectores de consumidores más vulnerables de la economía (como los jubilados) es una iniciativa interesante".

"Este proyecto aún deberá someterse a las reglas del mercado porque si no se es cuidadoso puede terminar siendo peor el remedio que la enfermedad, dado que actualmente existen muchos medios de pago que son utilizados por el 80% de los argentinos y que entregan una serie de beneficios que no pueden ser cercenados", advirtió el titular de la entidad.

Dejá tu comentario