Victor Beker: "Si apareciera una señal del Gobierno la tasa de interés podría ser menor"

Economía

Para el economista, el rendimiento implícito de los bonos del canje es "exagerado".

El director del Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE), Victor Beker, planteó que la tasa implícita de los bonos del canje que se ubica entre 14% y 15% es “exagerada” y que el Gobierno debería dar “señales políticas positivas” para “desinflar las expectativas negativas” sobre la economía

A continuación, la charla que Ámbito mantuvo con el economista de la Universidad de Belgrano:

Periodista: ¿Cree que es por efecto de la cuarentena que el público que no puede gastar los pesos buscar resguardarse en dólares?

Victor Beker. Bueno, hay mucha gente que no accede al dólar. Pero para mi, el tema de fondo es que no hay inversiones en pesos que garanticen el poder adquisitivo de la inversión. Lo que creo es que están faltando es alternativas al dólar, en pesos, que permitan asegurar el mantenimiento del poder adquisitivo, con lo cual, la única alternativa que queda es el dólar.

P: ¿Cómo se podría recrear alguna opción en moneda local?

V.B.: A mi juicio la única manera de hacerlo en este contexto es con alternativas indexadas. Probablemente disminuiría la presión sobre el dólar. Hoy el dólar como moneda de reserva no tiene competencia en la Argentina.

P: Si se toma como referencia la tasa de los nuevos bonos argentinos, que está en el orden del 14% a 15% en dólares, lograr que la tasa de pesos iguale ese rendimiento la llevaría muy arriba….

V.B.: Me parece que esa tasa en dólares es exagerada y responde a la falta de perspectiva sobre la economía. Creo que, de alguna manera, si apareciera alguna señal de parte del Gobierno, esa tasa podría ser mucho menor y eso permitiría la emisión de títulos ajustables en pesos que permitieran absorber esa liquidez que de alguna manera está forzando el tipo de cambio hacia arriba.

P.: Hay quienes suponen que se necesitaría una señal de tipo político antes que medidas como las anunciadas recientemente. ¿Qué opina?

V.B.: Las medidas no funcionan porque son retoques cosméticos. Acá hay una gran incertidumbre respecto del futuro. Si la gente tiene en la cabeza una megadevaluación o una mega inflación es muy difícil con eso. Cualquier cosa va a parecer inferior a lo que la gente tiene en la cabeza.

P.: Es que más allá de que la gente tenga razón o no, lo que importa es lo que cree...

V,B: Cualquier señal positiva desde el punto de vista político puede hacer que las expectativas se vayan desinflando. Hoy el problema es que todo el mundo cree que estamos al borde del abismo y esto se ha repetido mucho en la historia. Uno tiene que ver los monólogos de Tato Bores, de que Argentina está al borde del abismo, y al final termina sobreviviendo.

P: ¿Qué habría que hacer? ¿No hay riesgo de una profecía autocumplida?

V.B.: Acá hay que llevar calma a las expectativas de los agentes económicos. Se requieren medidas de tipo económico pero sobre todo despejar un poco la cuestión política. Cuando uno tiene un incendio tiene que ir atacando, sino se tiende a auto expandir.

Temas

Dejá tu comentario