Fuerte aumento del costo del transporte en noviembre (previo al acuerdo Precios Justos)

Economía

Según un informe privado, el combustible fue uno de los rubros que impulsó al alza los costos. Con el acuerdo alcanzado junto a las petroleras, el Gobierno busca contener estos incrementos.

El transporte de cargas tuvo un fuerte incremento durante noviembre. Algo que, al tratarse de un aspecto clave en la estructura de costos de muchas empresas, puede suponer una presión extra a la inflación de cara a los próximos meses.

De acuerdo al informe elaborado por la consultora Focus Market, a través de Paetac, el costo de transporte de cargas aumentó en noviembre un 120% interanual y un 11,5% mensual. El combustible, en ese escenario, fue uno de los rubros que impulsó al alza el indicador al crecer 8,1% mensual. Este incremento se dio antes de que el Gobierno y las petroleras acordaran subas de hasta el 4% mensual por los próximos cuatro meses, en el marco de los programas denominados Precios Justos.

“En cuanto al transporte de cargas, si bien el combustible es importante y el acuerdo le da previsibilidad a uno de los costos más importantes que tiene el sector, hay otros costos que no están resueltos: porque los peajes van a aumentar, los neumáticos están caros, incorporar repuestos está siendo complicado y caro”, señaló a Ámbito Damián Di Pace, director de Focus Market.

“Si no resolvemos estas complicaciones que están alrededor del transporte de cargas terrestre, y le damos mayor previsibilidad a futuro, es difícil que bajen estos niveles de aumentos. Porque el combustible puede aumentar según lo establecido en el acuerdo, pero el resto va a subir muy por encima de lo que está aumentando el combustible. Entonces, va a terminar impactando en la tarifa de transporte. Que, en definitiva, es el costo de la distribución de los bienes que se busca estabilizar en el mercado por los próximos cuatro meses”, agregó el analista.

Es que, más allá de la suba en los combustibles, el informe destaca que los rubros que más aumentaron durante el mes pasado fueron “personal” (29%) y “costo financiero” (10,9%). En la comparación interanual, agregó el estudio, el combustible tuvo un incremento del 96%.

"El Gobierno intenta darle previsibilidad a la variación de precios en el mercado interno para el próximo cuatrimestre. Para el caso del Transporte de Carga, se acordó el programa de Precios Justos que pone un tope 4% de aumento mensual de la nafta y gasoil hasta marzo de 2023. A su vez, busca mismo acuerdo para insumos difundidos. En la previa, los costos de transporte de carga superan los 3 dígitos en forma interanual por encima de la inflación promedio", señaló Di Pace.

Otro aspecto que destaca el estudio es que a partir de este año, para realizar el transporte de carga se requiere un certificado u homologación cuando se realiza un cambio en el vehículo. “Cada transporte de carga debe hacer verificación vehicular en solo talleres mecánicos homologados para tal fin. Cada certificación tiene un costo de $20.000 a $ 30.000. A su vez, luego cada unidad de transporte tiene que hacer luego de la Revisión Técnica Obligatoria con un costo adicional. En país donde el 93% del transporte es terrestre, la burocracia suma costos económicos y le resta aún más productividad y competitividad a nuestra economía", concluyó el director de Focus Market.

Aumentos en diciembre

Tal como acordó el Gobierno con las petroleras, en los primeros días de diciembre los combustibles aumentaron 4% en todo el país. Si bien impactará sobre los costos del transporte y se trasladará a la inflación general, será en menor medida que el mes anterior, cuando el rubro combustibles trepó más de 8% para el transporte de cargas.

El Gobierno había establecido un máximo de 4% de suba por cuatro meses. Después de la medida, llegó la sexta actualización de los precios en lo que va de 2022 por parte de las distintas empresas petroleras.

La decisión de poner un tope a las subas de los combustibles se tomó la última semana de noviembre y contó con la firma del ministro de Economía Sergio Massa y los referentes de las principales compañías petroleras, quienes brindaron su compromiso a cambio de la promesa del Gobierno de que tendrían acceso a dólares para conseguir insumos y aplazar los impuestos al combustible.

Según se estipuló, con la idea en el plano de incorporar a los combustibles en el programa Precios Justos, la nafta y el gasoil podrán subir hasta un 4% en diciembre, enero y febrero, pero en marzo está permitido hasta un 3,8%.

Dejá tu comentario