Ya hay promesas de inversiones por u$s 19.100 millones

Economía

Hasta el momento ya se anunciaron públicamente proyectos por u$s 19.100 millones, 17% más que las realizadas el año pasado. De concretarse todos los anuncios, podría ser el segundo nivel más alto desde 1990 y recuperarse así la caída de 22% que sufrió la inversión desde 1998. Son sólo anuncios de inversiones en capital fijo (no se incluyen fusiones y adquisiciones), relevados por el Centro de Estudios para la Producción (CEP) y que permiten empezar el año con optimismo. Estarían demostrando que la confianza de los inversores en la Argentina comienza a revertirse.

Los inversores comenzaron otra vez a apostar a la economía argentina y para 2001 ya se anunciaron proyectos por u$s 19.100 millones, 17% más que las inversiones concretadas durante el año pasado. Estos anuncios corresponden sólo a inversiones en formación de capital, esto es, inversiones en nuevas plantas y ampliaciones de otras ya existentes (no se incluyen fusiones y adquisiciones) que, de concretarse, podría ser el segundo nivel mas alto desde 1990.

A estos datos, que fueron adelantados ayer a este diario por el Centro de Estudios para la Producción (CEP), hay que sumarle, además, los proyectos que se vayan a anunciando a lo largo del año y aquellas inversiones que por no tener difusión pública no ingresaron en la base de datos del CEP (que no incluye la totalidad de proyectos previstos sino sólo aquellos que se anuncian públicamente). De la misma manera, es posible que algunos de estos anuncios finalmente no se concreten.

Igualmente, las noticias recibidas hasta el momento permiten empezar el año con optimismo. Demuestran que la confianza de los inversores en la Argentina comienza a rever-tirse
, lo que podría acelerar el proceso de recuperación del país. Durante los primeros meses del año pasado, después del errado paquete impositivo que aplicó el gobierno donde se subieron las alícuotas de algunos bienes de consumo, y pese a que hasta ese momento se sostenía que el país crecería entre 3% y 4%, los inversores ya advertían que 2000 no sería un buen año para la Argentina y los proyectos anunciados apenas superaban los u$s 13.000 millones, uno de los montos más bajos de los últimos 11 años.

Supuesto clave

En cambio, las mayores inversiones previstas para este año descansan en un supuesto clave: la Argentina aprovecha el contexto externo favorable, con suba de precios internacionales en las materias primas, con devaluación del dólar frente al euro, con menores tasas internacionales, y consigue revertir los casi 30 meses de recesión a partir del aumento del consumo y con éste, de la inversión.

«
Estos son los anuncios que se realizaron hasta el momento y, si el país crece y despierta confianza, van a concretarse todos éstos y muchos más. Los u$s 20.000 millones ya anunciados pueden ser el piso de las inversiones previstas para el año», explicó el Director del CEP, Ricardo Rosenberg.

En 2000, cuando la economía por segundo año consecutivo se mantuvo en recesión, en formación de capital físico
se invirtieron apenas u$s 16.300 millones. Este monto resultó 11,6% inferior a los u$s 18.000 millones que, según el relevamiento del CEP, se invirtieron en 1999, y 28,6% menor a los proyectos concretados en 1998. También los datos oficiales, dados a conocer por el Ministerio de Economía, marcan una caída de 22% en las inversiones desembolsadas hasta el tercer trimestre (anualizado) de 2000, contra las realizadas en igual período de 1998. El ré-cord en inversiones, sin incluir las fusiones y adquisiciones (F&A), se dio en 1998, cuando se desembolsaron u$s 22.850 millones. Claro que, durante ese año, la economía creció 3,5%, mientras que en los dos años sucesivos, el PBI cayó 3,4% en 1999 y no creció en 2000.

Estos montos invertidos no incluyen transferencias de capitales, como pueden ser la compra de YPF por parte de Repsol (operación realizada en 1999 y que involucró unos u$s 15.000 millones) que, por ejemplo, en 1999 fue casi el doble de la inversión en capital fijo.
En 1999, las F&A alcanzaron los u$s 26.550 millones, según el CEP, mientras que las inversiones directas en capital físico fueron de u$s 18.100 millones ese año. Durante 2000, las F&A apenas alcanzaron los u$s 5.500 millones y, para 2001, todavía no se realizaron anuncios. Pero según explicó Rosenberg, no hay registros hasta el momento porque, a diferencia de las inversiones en capital físico, las inversiones en F&A se mantienen en secreto y se anuncian sobre el momento de la operación.

Expectativas

En general, una gran parte de la inversión actual del mundo tiene que ver con fusiones y adquisiciones, y aunque en definitiva significan el traspaso de una mano a otra de determinadas empresas o proyectos, sirven como un indicador de expectativas de los inversores en determinado país. De las inversiones anunciadas hasta el momento, 62,7 por ciento, u$s 11.975 millones, se dirigirán al sector infraestructura, aunque aquí no estarían incluidos los u$s 2.000 millones comprometidos por el Estados para obra pública durante 2001. El segundo sector elegido por los inversores, nacionales y extranjeros es el de las actividades extractivas (petróleo, minería), hacia donde ya hay comprometidos u$s 3.608 millones, 18,9 por ciento del total. Le sigue en importancia la industria manufacturera, con inversiones previstas por u$s 2.396 millones. A comercio y servicios se anunciaron proyectos por u$s 639 millones; a actividades primarias, por u$s 327,5 millones; mientras que a el sector financiero, por u$s 117,1 millones.

El principal proyecto hasta el momento previsto en la industria es la inversión anunciada por la empresa
ALUAR para construir una nueva fábrica y ampliar la planta ya existente en Puerto Madryn. Es un proyecto que involucra un desembolso de u$s 890 millones durante el corriente año. También YPF tiene previstas nuevas inversiones por u$s 240 millones en refinación y comercialización. Por un monto similar, u$s 200 millones, la automotriz Fiat anunció que renovará sus modelos.

Alto Paraná
invertirá en dos nuevos aserraderos, en desarrollo tecnológico y en la ampliación de la planta de Puerto Piray (Misiones), unos u$s 120 millones, mientras que Shell anunció u$s 110 millones en mejoras y ampliaciones.

Dejá tu comentario