Trifulca de espionaje inunda el Congreso: hoy exponen Gustavo Arribas y Silvia Majdalani

Edición Impresa

Los funcionarios deberán responder sobre "huecos" informativos en la estructura del organismo y el caso D'Alessio.

Tras la visita del juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla, quien investiga el presunto caso de espionaje que involucra a Marcelo D´Alessio y que roza al fiscal federal de la causa de los cuadernos-coimas, Carlos Stornelli, la comisión bicameral que fiscaliza los organismos de inteligencia escuchará hoy al dúo que comanda la Agencia Federal de inteligencia (AFI), Gustavo Arribas y Silvia Majdalani.

Los instructores políticos y operativos de la AFI, en realidad, están en mora con la bicameral que preside el senador radical Juan Carlos Marino (UCR-La Pampa) desde hace tiempo. Cuando comenzaron a filtrarse escuchas de Cristina Fernández de Kirchner, prometieron un informe con toda la estructura del organismo que manejan.

El documento en cuestión llegó de manera incompleta y los legisladores exigirán hoy la cantidad real de empleados -nómina con nombre y apellido de cada agente-, las bases de acción y planes de capacitación, etcétera. La información, sensible y secreta, va en sintonía con la bicameral, pese a trascendidos y filtraciones que ocurrieron en los últimos días.

Por este motivo, los diputados y senadores que integran la bicameral buscarán reunirse a las 11, una hora antes de recibir a Arribas y a Majdalani, para evitar tropelías y blindar un tema que ya ensucia a varios espacios políticos. Además, el escándalo trascendió el espionaje y aterrizó de lleno en el Congreso, ante informaciones sobre contactos de D’Alessio con legisladores. Desde la bicameral intentarán dilucidar este problema y así amagar nuevas manchas institucionales. Todo, en pleno año electoral.

La aparición de supuestos agentes o exagentes disparan hipótesis de espionaje sobre miembros de la Corte Suprema de Justicia o gobernadores, como por ejemplo, la bonaerense María Eugenia Vidal. A su vez, la mayoría son aprovechadas para operar a diestra y siniestra, sin siquiera saber la veracidad de la información.

“Necesitamos que Arribas y Majdalani vengan con las herramientas suficientes como para frenar esta locura”, señaló un integrante de la bicameral a Ámbito Financiero.

En tanto, un operador top que sigue de cerca el tema se sinceró ante este diario: “No se puede creer que D’Alessio haya provocado todo esto. El tipo se presentaba como un James Bond y, en realidad, era una especie de Superagente 86”.

Días, atrás, Marino manifestó en redes sociales: “Nos comprometimos con el juez Ramos Padilla a colaborar y eso estamos haciendo. En el marco de la misma prudencia que él manejó en su exposición -en la comisión bicameral, algo que no hizo durante su visita a Diputados, un show que fue aprovechado al máximo por el cristichavismo-, vamos a investigar lo que nos compete como Comisión y a ser responsables en las declaraciones y actuaciones”.

El vicepresidente de la bicameral es el diputado exradical y aliado íntimo de Cristina de Kirchner, Leopoldo Moreau.

Dejá tu comentario