Plazos fijos en pesos rinden 2,6 p.p. más

Edición Impresa

Las tasas de los plazos fijos aumentaron en promedio 2,6 p.p. esta semana, en un contexto en el cual el Banco Central está apostando por fomentar las inversiones en pesos, en línea con su objetivo de reducir la presión cambiaria. Este incremento se dio luego de que finalizara el período para que las entidades financieras adapten sus sistemas al nuevo esquema de plazos fijos online, a partir del cual los ahorristas podrán invertir en este instrumento financiero en cualquier banco, sin la necesidad de ser cliente.

Desde ayer, la entidad que dirige Guido Sandleris comenzó a publicar en su página web una tabla informativa para comparar las tasas de todos los bancos. La idea es que los inversores apuesten por la propuesta que les sea más conveniente. Para ello, deberá ingresar desde cualquier dispositivo con acceso a internet en la web del banco elegido y completar un formulario con los datos del plazo fijo y de la cuenta del banco en donde el usuario tiene los fondos. Luego, el usuario recibe la notificación en el home banking del banco del cual es cliente para ratificar su inversión. En caso de confirmar dicha operación, se envían los fondos y cumplido el plazo, regresan a la cuenta de origen.

Esta medida apunta a fomentar la competencia en el sistema financiero en beneficio de los ahorristas, a través de los plazos fijos. Lo que ocurre es que “hay una fuerte disparidad entre las tasas de cada banco”, de acuerdo con fuentes oficiales. Destacaron que antes la brecha de tasas era de hasta 10 puntos porcentuales, mientras que actualmente bajó a unos 6 p.p. Por el momento se ha registrado un alza de las tasas pasivas de los bancos, mientras que las activas se mantuvieron estables.

En abril, los plazos fijos en pesos del sector privado crecieron apenas 1,06%, a $1,127 billones. Los que anotaron un buen rendimiento durante el mes fueron los plazos fijos que ajustan por UVA, que crecieron 7,58%, a $30.420 millones, ante la aceleración inflacionaria. El proceso de tasas más competitivas debería fomentar este tipo de inversiones en el corto plazo. Para ello, además de la desaceleración de la inflación, será fundamental que se ofrezcan tasas reales positivas y una menor presión cambiaria.

Temas

Dejá tu comentario