Aparecieron escritos inéditos que habían sido robados a Louis-Ferdinand Céline

Espectáculos

Se trata del autor de la obra "Casse-pipe", una novela desconocida llamada "Londres", 1.000 páginas de "Muerte a crédito" y otra serie de documentos.

Miles páginas manuscritas del escritor francés Louis-Ferdinand Céline reaparecieron tras haber sido robadas en su casa en Montmartre en 1944, cuando huyó a la Alemania nazi con los ultras de la Colaboración y, mientras algunas serán publicadas por primera vez, otras serán conservadas en el acervo francés.

Detrás de esta reaparición de los textos está el crítico de teatro Jean-Pierre Thibaudat, que trabajó en el periódico Libération hasta 2006 y que tras la muerte en 2019 de la viuda de Céline, la bailarina Lucette Destouches, sacó a la luz los papeles que le habían sido entregados por un lector anónimo.

Los manuscritos del autor de "Viaje al fin de la noche" son parte del robo que él denunció a viva voz durante la Liberación. Entre ellos, hay 600 páginas de la obra "Casse-pipe", una novela desconocida llamada "Londres", 1.000 páginas de "Muerte a crédito" y otra serie de documentos.

Según informó el diario Le Monde, una parte de esos textos recuperados irá a los fondos de la Biblioteca Nacional de Francia, que ya ha reconoció la autoría de los textos, escritos a mano por Céline y ordenados con pinzas de madera, como le gustaba hacer.

Los textos inéditos, en cambio, serán probablemente publicados por Gallimard, editora del resto de la obra del autor.

"Hace muchos años un lector de Libération me llamó diciendo que quería darme unos documentos. El día del encuentro apareció con enormes bolsas que contenían hojas manuscritas, de Louis-Ferdinand Céline", contó Thibaudat sobre cómo esos textos llegaron a sus manos.

Según el crítico, el lector que le entregó los manuscritos, hace quince años, no se identificó y puso como condición que no diera a conocer los papeles hasta la muerte de Destouches.

Con la ayuda de un abogado, Thibaudat puso al tanto a los depositarios actuales de la obra de Céline, el biógrafo de referencia del escritor, François Gibault, de 89 años, y a Véronique Chovin, de 69, amiga de la viuda.

Al ser convocado por la Oficina de Lucha contra el Tráfico de Bienes Culturales (OCBC), el crítico apareció con los originales, que además se había dedicado a transcribir de nuevo durante años.

Durante años, Céline pensó que el ladrón podía ser Oscar Rosembly, un administrador de Córcega.

Tras la Liberación de París, reapareció como teniente de las Fuerzas Francesas del Interior (FFI) y, con algunos compañeros, y en medio de la confusión general, "visitó" los pisos de las personalidades que huyeron. Rosembly estuvo detenido por esto.

Otro sospechoso por el robo es Yvon Morandat, quien vivió en el apartamento del escritor. Cuando Céline volvió a Francia, Morandat intentó restituirle sus escritos y muebles, pero el escritor se negó, alegando que sólo eran borradores.

Temas

Dejá tu comentario