La Argentina vuelve a competir en Berlín

Espectáculos

(11/01/2001) La Argentina, después de muchos años, volverá a estar presente en competición en el Festival de Berlín con el film «La ciénaga». Así lo comunicó ayer el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA). En un comunicado, la entidad agregó que otros tres títulos de producción argentina serán vistos en dos secciones paralelas en la Berlinale, que se realizará entre el 7 y el 18 de febrero próximo.

«La ciénaga», de la debutante argentina Lucrecia Martel (34 años), está protagonizada por Graciela Borges y Mercedes Morán. Según la información del INCAA, el film elegido por Wolfgang Speck, seleccionador del festival berlinés, tras juzgarla junto a otras cinco producciones argentinas: «Los porfiados» (Mariano Torres Manzur), «Nueve Reinas» (Fabián Bielinsky), «El amor y el espanto» (Juan Carlos Desanzo), «Animalada» (Sergio Bizzio) y «Sólo por hoy» (Ariel Rotter). «La ciénaga», por otra parte, abrirá fuera de competencia el próximo Festival de Cine de Mar del Plata.

La película trata sobre la relación entre dos familias. Según declaraciones de Martel, «cuando trato de contar de qué trata veo que es muy complicado, porque la historia particular en sí está desdibujada en pequeños acontecimientos. Es como un corte en un período de tiempo de la vida de estas dos familias, en el que
no ocurre nada remarcable». Este primer largometraje de la realizadora fue producido con un costo de 800.000 dólares por Lita Stantic. Antes de este film, Martel participó de «Historias Breves I», hizo el corto « Rey muerto» y el guión de « La ciénaga» ganó el premio al Mejor Guión Inédito que otorga el Sundance Institute y la cadena de TV japonesa NHK.

La filmación de «La ciénaga» terminó hace diez meses en las localidades de Quijano, La Quebrada y El Dique (provincia de Salta), con un elenco en el que se destacan Graciela Borges, su hijo Juan Cruz Bordeu, Mercedes Morán,Martín Adjemián y Daniel Valenzuela.

Nacida en Salta, donde vivió hasta los 20 años junto a siete hermanos,
Martel vive en Buenos Aires desde hace 13 años. Estudió Comunicación Social en la UBA, animación en la escuela de cine de Avellaneda y carrera de cinematografía en el Centro de Experimentación y Realización Cinematográfica del INCAA. En la sección Panorama de la Berlinale se exhibirán también el largometraje argentino de Ariel Rotter, « Sólo por hoy», y el corto de Gabriel Lichtman, « El séptimo día». Además, en la sección Forum se proyectará el largo « Toca para mí», dirigido por Rodrigo Furth. La Berlinale, como se denomina comúnmente al primer festival competitivo del año, abrirá el 7 de febrero con la película más cara de la historia del cine europeo, « Duell-Enemy at the gates» («Duelo. El enemigo a las puertas»), del realizador francés Jean-Jacques Annaud.

Con la elección de este film, que narra la batalla de Stalingrado, la organización de la Berlinale quiere demostrar que el cine europeo tiene capacidad para realizar grandes producciones, según asegura un comunicado difundido ayer por sus organizadores.

La película tuvo un presupuesto de 90 millones de dólares y relata el duelo a muerte entre un emboscado ruso y un tirador de precisión alemán durante la legendaria batalla de 1942. La película tiene un guión de Alain Godard, quien adaptó « El nombre de la rosa», de Umberto Eco, para una de las películas más conocidas de Annaud, autor también de « La guerra del fuego», «El amante», « El oso» y el film que rodó en la Argentina con Brad Pitt «Siete años en el Tibet».

La película está protagonizada por
Ed Harris, Joseph Fiennes y Jude Law en los papeles protagónicos. «Annaud y su equipo demuestran que, desde las grandes escenas de masas hasta el más pequeño detalle, Alemania y por tanto Europa están en condiciones de llevar a escena proyectos que durante mucho tiempo se consideraron monopolio de los estadounidenses», dijo el director del festival berlinés, Moritz de Hadeln.

La película fue rodada casi enteramente en el estado germano-oriental de Brandeburgo, donde se construyó una reproducción del centro de Stalingrado.



Dejá tu comentario