Netflix adquirió los derechos de todo el catálogo de Roald Dahl

Espectáculos

El gigante del streaming tendrá acceso a títulos como Charlie y la fábrica de chocolate, James y el melocotón gigante, Matilda, El gran gigante bonachón y muchos más

Hace tres años Netflix firmó un acuerdo con The Roald Dahl Story Company para crear un universo de series animadas basadas en los libros del autor, ahora la compañía ha adquirido todos los derechos de las obras directamente.

Netflix hizo oficial el acuerdo el miércoles después de que el sitio Bloomberg informara por primera vez el martes sobre la inminente adquisición. No se sabe exactamente cuánto cuesta poseer a Willy Wonka, BFG, Matilda y todos los demás, pero en 2018, The Hollywood Reporter citó fuentes que afirman que la simple licencia de 16 títulos del catálogo le costó a Netflix más de 100 millones de dólares. Un acuerdo para este catálogo probablemente se ubicaría como el más grande de la plataforma de streaming.

Según el acuerdo anterior, Taika Waititi está trabajando en proyectos de series animadas de Roald Dahl para Netflix, que cubren Charlie y la Fábrica de Cholate y su secuela, Charlie y el gran ascensor de cristal. Eso se suma a dos versiones diferentes de Matilda, incluida una versión cinematográfica de Matilda El Musical y una serie animada, además de planes para hacer una caricatura de The BFG.

Netflix ahora planea llevar la colección a más audiencias en nuevos formatos. “Estos proyectos nos abrieron los ojos a una empresa mucho más ambiciosa”, dice la compañía en un comunicado de prensa. "La creación de un universo único a través de películas animadas y de acción en vivo y TV, publicaciones, juegos, experiencias inmersivas, teatro en vivo, productos de consumo y más".

Antes del anuncio del acuerdo, Bloomberg señaló que este se daría a pesar de la sombra proyectada por la historia de declaraciones antisemitas y, a veces, misóginas de Dahl.

La familia Dahl y Roald Dahl Story Company lanzaron una disculpa por los comentarios en 2020, diciendo: "Esperamos que, tal como lo hizo en su mejor momento, en su peor momento, Roald Dahl pueda ayudarnos a recordar el impacto duradero de las palabras".

Dejá tu comentario