Habló la española que quedó embarazada de Paulo Londra y asegura haber sido manipulada para abortar

Espectáculos

Lyna Bekkiche conoció al cordobés en Madrid en octubre de 2019; un mes más tarde, desde el entorno del artista la convencieron para que interrumpiera su embarazo

El martes pasado Paulo Londra escribió “Es simple, más dinero más problemas, y algunos no tienen nada mejor que hacer que problemas”, en su cuenta de Twitter. Rápidamente la frase fue asociada a la situación que atraviesa con Rocío Moreno, la madre de sus hijas, quien viene reclamando el dinero correspondiente para el mantenimiento de las menores.

Sin embargo fue Lyna Bekkiche quien citó el tweet del cordobés para hablarle directamente a él, aunque de manera pública: “Siempre poniendo argumentos y excusas por lo que hacen los demás cuando eso solo es una causa de tu comportamiento inmaduro y mediocre. No cambias”. Caber recordar que Lyna fue quien en enero de 2020 reveló haber tenido un encuentro sexual con el rapero, haber quedado embarazada y ser instada a abortar.

A raíz de su tweet, le dio una entrevista a Intrusos (América) y contó su historia. “Nos conocimos a través de quien era su fotógrafo. Estaban Paulo, sus amigos, su manager... Fue en octubre de 2019, en la semana de un concierto que dio en Madrid. Yo tuve intimidad con él la noche antes de irme. Yo iba a viajar, entonces como que me fui a preparar y su amigo Piero me dijo: ‘Vete a una habitación a cambiarte’. Y yo entré en la primera que vi y resultó que era de Paulo, pero él no estaba. Yo no sabía que era su cuarto. Cuando salí de la ducha, él entró. Me dijo que se iba a dormir. Y yo me fui a despedir de él, después y ahí fue cuando pasó todo”, relató la joven.

Después de esa noche, se despidieron y no volvieron a verse ni hablar. Ella tampoco tenía un contacto directo con Paulo. Dos semanas más tarde, Lyna se dio cuenta “de que no me venía la regla. Nunca tuve ningún problema con eso, además yo tomaba las pastillas. Estaba con mi mejor amiga y le dije: ‘Oye, no me vino la regla’. Ahí me acordé y no pensé que estaría embarazada. Era como la última opción. Fui a hacerme el test y dio positivo”, recordó.

La española contó que al momento de enterarse, Londra estaba en Las Vegas, donde se celebraron los Latin Grammy. Asimismo, afirmó que el embarazo resultó de esa relación sexual: “Sí, sí, eso seguro”, dijo. En ese sentido, su primera reacción fue contactar a Piero Graziani, uno de los mejores amigos del rapero y parte de su equipo. “El estaba como enamorado de una amiga mía, que también estaba en la casa en la que nos conocimos con Paulo. Así que le hablé a ella y le dije: ‘Necesito el número de Piero’. Era la única persona con la que podía hablar porque Paulo no me iba a contestar. Hablé con él y me dijo que no se lo iba a decir a Paulo ahora porque eran los Latin Grammy, que esperaría a que volvieran a Argentina. Cuando volvieron, me llamaron los dos”, dijo.

Al hablar finalmente con el cordobés, Lyna contó que este le dijo que “me mandaba dinero para abortar. Pero ni siquiera me preguntó cómo estaba yo, ni cual era mi decisión, ni lo que yo quería. Le dije que ya habían pasado semanas y que me había imaginado el bebé. Yo había decidido tenerlo. Ahí colgaron y una hora después me dijo Piero que ya venía para España”, recordó.

Al otro día por la tarde, Graziani estuvo en Madrid y fue a encontrarse con Lyna. “En ningún momento me habló del bebé ni de Paulo. Me preguntaba por mi, intentando ver mis debilidades, para manipularme. Hasta que los siguientes días le dije: ‘Tu viniste por algo, dime por qué viniste. Estás aquí y no estás haciendo nada’. Cuando lo presioné por el tema, empezó a decirme que debía ir a una clínica para revisarme. Y ahí me dijo que debería ir a un centro de aborto para ver las opciones que había y todo eso. Y yo le dije que no quería abortar. Y él insistía mucho. Entonces yo le dije que podíamos hacer un papel, un contrato, que dijera que Paulo Londra no es el padre. Porque ellos pensaban que yo quería el bebé porque Paulo es Paulo Londra”, dijo la española.

En cuanto a las promesas que Londra hizo a través de su amigo, Lyna contó que “me decían que me podían ayudar con la música, que conocían a los de Warner Music por Big Ligas, que yo con un bebé no iba a poder ser cantante... Piero estuvo 10 días en Madrid, 24/7 conmigo. Me dijo que yo iba a arruinar la vida de Paulo, que yo estaba arruinando mi vida... Igual fui tonta por creerme cosas así y también abortar por eso, obvio”, reflexionó. “Fui inmadura en ese momento y me dejé manipular”.

“Llamamos a Paulo el día antes del aborto y le pregunté: ‘¿Le puedo contar a mi madre?’. Yo estaba tan presionada que se lo pregunté. Y la llamé y ella estaba muy preocupada, quería venir a Madrid... Mi madre habló con Piero y le pidió que me cuide mucho, que esté para mí... Pero al final él se fue”, recordó Bekkiche con dolor.

Finalmente, Lyna accedió a practicarse el aborto y contó que lo hizo el día 27 de noviembre de 2019 a las 10 de la mañana. “Salí como a las 12, 1 de la tarde. El aborto lo pagó Piero, aunque supongo que el dinero era de Paulo o del padre, no sé. Fuimos a comer a un restaurante y ahí me dijo: ‘Me tengo que ir ya a las 5 que Paulo me consiguió el vuelo’”, describió.

Con el correr de los días, Graziani y el resto del entorno de Londra fue bloqueando a Lyna de todas sus redes sociales para cortar la comunicación con ella tras el aborto. A partir de eso fue que decidió contar lo que había pasado en las redes sociales. “Intenté tomar acciones legales pero no encontraba los motivos exactos ni nada denunciable, por así decirlo. Porque realmente no hay un delito exacto. Es manipulación y daños y perjuicios, pero con mi edad, con lo que pasé más la repercusión social, laboral y personal que tuve, pues no quiero perder mi tiempo con mi juicio, dinero, energía... Es algo que no necesito”, dijo la española.

Para cerrar y dando una explicación a su mensaje tras el tuit de Paulo, dio una interpretación sobre cómo Londra afronta sus problemas. “No sé si la gente se pone a analizar el comportamiento y la personalidad de Paulo, pero es una persona que cuando se la acusa de algo, simplemente va a desaparecer, no va a subir nada en las redes sociales, se va a hacer el silencioso, no va a salir de casa...”, dijo.

Dejá tu comentario