Pentágono le marca línea roja al Kremlin en Cuba

Espectáculos

Washington (AFP, ANSA, DPA) - Rusia cruzaría «una línea roja para Estados Unidos» si estacionara en Cuba bombarderos estratégicos capaces de llevar armas nucleares, indicó ayer un destacado general norteamericano.

Según la agencia de noticias «Interfax», cercana al Kremlin, que citó fuentes militares y diplomáticas, Rusia podría, como medida de represalia ante el escudo antimisiles estadounidense en Europa, utilizar a Cuba para reabastecer de combustible a sus bombarderos estratégicos durante sus patrullajes. También informó que los especialistas rusos ya habían hecho allí una misión de reconocimiento.

«Si lo hicieran, nosotros deberíamos ponernos firmes y señalar que para Estados Unidos se trataría de algo que pasa cierto límite, una línea roja», señaló el general Norton Schwartz, nominado para ser el nuevo jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea. «Seguramente ofreceré el mejor consejo militar, que es que exhortemos a los rusos a no considerar esa posibilidad», dijo Schwartz.

Por su parte, la Casa Blanca se rehusó a comentar estas informaciones al constatar que no había suscitado ningún comentario oficial ruso. No obstante, la portavoz Dana Perino, aseguró ayer que el presidente George W. Bush repitió en un encuentro con su par ruso, Dimitri Medvedev, a principios de julio en la cumbre del G-8 en Japón, que el sistema de defensa antimisiles «no debería ser considerado como una amenaza cuando en realidad queremos cooperar para concebir un sistema en el que Rusia, Europa y Estados Unidos puedan trabajar como socios».

  • Amenaza

    El proyecto norteamericano de extender hacia Europa su escudo e instalar misiles antimisiles en Polonia así como un radar en la República Checa es uno de los principales factores de tensión de los últimos meses entre Washington y Moscú. Rusia ve en ello una amenaza directa y declaró reiteradas veces que tomaría contramedidas militares.

    En ese sentido, el general calificó de « extraterrestres» algunos rumores difundidos sobre el escudo antimisiles, como que se construirá una central nuclear para alimentar el radar en la República Checa y la base de misiles en Polonia, o que el objetivo es poner más tropas cerca de Rusia.

    «¡Por Dios! Estamos hablando principalmente de personal civil, no son bases de EE.UU. Y sería militarmente estúpido poner un arma ofensiva en Polonia», aseguró, insistiendo en que el único objetivo del escudo es para protegerse de un posible ataque de Irán. «No estamos intentando clavarle algo en el ojo a Rusia», aseguró. «Si los iraníes lanzan un misil de largo alcance, ése no será el momento de construir una defensa antimisiles, hay que empezar antes», aseveró.
  • Dejá tu comentario