La reapertura de salas en fase 5 no permitirá producciones costosas

Espectáculos

Con el aforo limitado a 50%, sólo las puestas de recursos medios dejarían un rédito moderado en boletería.

La noticia de la cancelación de la temporada teatral de verano del éxito televisivo “Casados con hijos” ensombreció ayer la puerta que había entreabierta Carlos Rottemberg, quien en declaraciones a este diario había previsto la paulatina reapertura de salas a partir de noviembre, en coincidencia con la fase 5, que prevé estas rehabilitaciones.

Rottemberg y otros empresarios teatrales se reunirán el jueves de la semana próxima con el ministro de salud porteño, Fernán Quirós, para acordar el protocolo correspondiente a esta reapertura. Sin embargo, y en el mejor de los casos, las salas que vuelvan a funcionar lo harán con restricciones tan severas en relación a los tiempos normales, que una inversión alta en producción teatral será prácticamente inviable. Este es el caso de “Casados con hijos”, que produce Telefé y RGB (Gustavo Yankelevich), y que protagonizan Guillermo Francella, Florencia Peña, Luisana y Darío Lopilato, y que iba a representarse en el teatro Gran Rex.

El comunicado de la producción, difundido ayer, asegura que la cancelación por la pandemia se hace “en beneficio no solo de los actores y demás personal que formaría parte de la misma, sino fundamentalmente del público”, continúa el texto. También se aclaró que, como se trata de una cancelación y no de una postergación, se devolverá el precio pagado de las entradas. Las que fueron adquiridas con tarjeta se reintegrarán los importes sin necesidad de efectuar ningún canje, y las adquiridas de forma presencial y en efectivo, ya sea en la boletería del teatro o por Ticketek, serán restituidas “a partir del momento en que se habilite su reapertura contra presentación de los tickets correspondientes”.

Sebastián Blutrach de El Picadero, consultado ayer por este diario, señaló: “Acaba de salir un protocolo para espectáculos al aire para de un máximo de 100 personas con muchas restricciones, por lo que será muy complicado para pensar qué programar y sin rentabilidad. Por lo tanto, a nivel maquinaria y empresas teatrales, sigue todo parado. Esperamos que nos reciba el ministro Quirós la semana que viene y, a partir de esa reunión, le explicaremos y profundizaremos con la aspiración de que nos dé una fecha de reapertura que será con limitación de aforo

Para Blutrach, “eso divide también porque están los espectáculos de gran formato, como los de Londres o Nueva York que prefieren directamente no abrir porque no sustentan los costos, y otros más chicos a los que les deja algún rédito. Aspiro a que nos den la posibilidad de abrir antes de fin de año, o a más tardar en enero, aunque esa apertura no nos sirva a todos. El streaming sin público es insuficiente para los teatros, no compensa absolutamente nada, rinde para algunos artistas con mucho poder de convocatoria pero no tiene que ver con los teatros, es lo que hay, sirve y lo utilizamos. Pero no basta”.

Carlos Solanet de La Rural, donde viene funcionando el autocine y ahora se sumó el autoteatro, dijo a este diario: “La idea fue reinventarnos y ofrecer actividades atractivas para la familia con el modelo del autocine, con un protocolo cuidado y donde en lugar de una butaca entra un auto. Es una sala de 8 mil metros cuadrados y cubiertos, lo que permite que si el clima es adverso no haya que suspender la función, o que si es de día en el caso de los espectáculos para chicos, pueda oscurecerse como en el cine. Es un pabellón acondicionado al que hemos puesto la tecnología de cine junto con FilmSuez y el Grupo Altas. Hasta ahora la gente acompaña: hemos recibido 700 autos por semana, y luego de esto ideamos el autoteatro, porque vimos la necesidad del artista de conectarse con su público a lo que destinamos un pabellón de 10 mil metros cuadrados. Arrancamos esta semana con funciones a sala llena y nuevas obras. Somos optimistas”.

Lejos de lo específico del autoteatro, el optimismo de Ariel Stolier, del Paseo La Plaza, es mucho mas moderado: “De la reunión no tenemos certezas de que salga una fecha precisa y, si lo fuera, no sabemos en qué términos de limitaciones y topes sería. No sabemos si podremos debatir o consensuar una fecha pero la expectativa está. Nuestra estrategia es tratar de abrir lo que podamos, lo hicimos con lo gastronómico y queremos sumarle ambientación con artistas. También comenzaremos con el teatro por streaming desde las salas a la espera de que esos espectáculos puedan reabrir con público reducido hasta que en unos meses podamos tener la platea normal sin aforo reducido ni distanciamiento. Imaginamos complementar fechas especiales en las que la gente pueda optar por ir al teatro o ver la misma obra desde sus casas”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario