Sigue ronda de fotos por la radiodifusión

Espectáculos

La nueva ley de radiodifusión se llamará «Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual» según anticipó Cristina Kirchner a los presentes en la reunión del lunes a la noche en Casa de Gobierno (teatristas, cineastas y productores de TV) y ratificó ayer, durante una nueva reunión que mantuvo con representantes de la Sociedad Argentina de Autores y compositores de Música (Sadaic), la Sociedad Argentina de Gestión de Actores e Intérpretes (Sagai), la Sociedad General de Autores de la República Argentina (Argentores) y de la Asociación Argentina de Intérpretes (AADI). Concurrieron los habituales Teresa Parodi, Patricia Sosa, Atilio Stampone, Paz Martínez, Pepe Soriano, Jorge Marrale, Roberto Cossa, Leopoldo Federico y Guillermo Novellis.

Pese a las fotos y reuniones de acercamiento, se duda sobre el proyecto de ley que surgirá de esta amplia ronda de consultas con todos los personajes y sectores (desde gremios hasta cámaras empresarias), pues desde el Gobierno sólo se repite que «se busca modificar una norma de la dictadura, se apunta a mayor pluralidad, libertad de expresión y combate a los monopolios». Loable si las banderas que se enarbolan fueran las reales, pero difícil de creer en un contexto actual donde dominan el Observatorio de Medios y la lucha diaria (inconducente y falsa) entre el Gobierno y un monopolio «Clarín» al que pone el kirchnerismo como fantasma, sólo para desviar la atención de los temas preocupantes. Si quisieran combatir en serio a los monopolios no habría cedido Néstor Kirchner a la fusión de «Cablevisión» y «Multicanal» o habrían aplicado la ley antimonopolios, entre una decena de caminos posibles para combatir en serio a los enemigos que dicen enfrentar.

Al respecto, Margarita Stolbitzer dijo que se empleará esta ley como mero instrumento de lucha de intereses. Autora del proyecto de radiodifusión presentado en 2002 y 2004 (cajoneado) sostuvo que «Tengo un doble sentimiento, por un lado, me halaga que se tomen varios puntos del proyecto de ley que había presentado yo en su momento con el diputado Daniel Carbonetto,pues consideramos que es vital modificar esta norma. Pero por otro lado, sé que este tema se está tomando más como lucha entre sectores que como debate de fondo».

Aún no hay elementos que permitan inferir qué utilidad tendrá esta ronda infinita de consultas para modificar una ley que, como repitió ayer Enrique Albistur «cambia de nombre porque la anterior quedó vetusta». Pepe Soriano, representante de actores, dijo que «el pedido que se nos hizo es estudiar en profundidad y con el menor rasgo de error».

Dejá tu comentario