Sus personajes más entrañables

Espectáculos

Manuel García Ferré, no fue sólo un dibujante e historietista famoso. Desde su primera publicación, que se produjo a principios de los años 50, sus obras marcaron la infancia de varias generaciones.

García Ferré había llegado al país en 1947, procedente de Almería (España) donde había nacido en 1929. Una vez en el país, comenzó trabajando en agencias publicitarias para costear sus estudios en la facultad de Arquitectura de la Universidad de Buenos Aires, mientras recorría revistas ofreciendo sus creaciones.

En 1952 la Revista Billiken, una histórica publicación para niños, aceptó su personaje "Pi-Pío", un pajarito que vivía en el pueblo imaginario de "Villa Leoncia", lugar donde luego aparecerían también sus personajes más emblemáticos.

Entre sus creaciones más trascendentes se cuenta "Hijitus", "Anteojito", "Trapito", "Larguirucho", y el "Profesor Neurus", entre otros.

Luego de asentarse en el mundo editorial infantil, donde también se popularizó con "Anteojito", el personaje que ilustró la publicación homónima durante más de 30 años, García Ferré comenzó a incursionar en la pantalla chica.

Así, en 1967 sus criaturas dejaban el papel para poblar la televisión con "Hijitus" como emblema, un simpático superhéroe poseedor de un sombrero mágico que le daba superpoderes, que se transmitió diariamente por Canal 13 hasta 1974 y se convirtió en el primer dibujo animado argentino y la más exitosa de América Latina.

El éxito de las criaturas de García Ferré lo llevaron hasta el cine, donde estrenó varios filmes de dibujos animados para niños como `Trapito", "Mil intentos y un Invento", "Ico: el caballito valiente","Corazón, las alegrías de Pantriste" y "Manuelita".

Dejá tu comentario