Powell admite que la inflación ya no es "transitoria" y adelanta que el tapering puede ser más rápido

El Presidente de la Fed sostuvo que probablemente se discutirá acelerar la reducción de compras de bonos a gran escala en la próxima reunión de política monetaria. Fue tras admitir que la inflación ya no debería considerarse un fenómeno "transitorio" en EEUU.

El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell, dijo este martes que el banco central probablemente discutiría acelerar su reducción de compras de bonos a gran escala en su próxima reunión de política monetaria, en medio de una sólida economía y expectativas de que un aumento en la inflación persistirá hacia mediados del próximo año, es decir, "ya no es un fenómeno transitorio".

"En este punto, la economía está muy fuerte y las presiones inflacionarias son altas y, por lo tanto, en mi opinión es apropiado considerar terminar la reducción de nuestras compras de activos, que de hecho anunciamos en la reunión de noviembre, quizás unos meses antes, y espero que lo discutamos en nuestra próxima reunión en un par de semanas", afirmó Powell en un testimonio ante la Comisión de Banca del Senado.

La Fed comenzó a reducir su apoyo a la economía este mes, y actualmente está en camino de terminar completamente sus 120.000 millones de dólares en compras mensuales de bonos del Tesoro y valores respaldados por hipotecas para el próximo junio. El programa se introdujo a principios de 2020 para ayudar a apuntalar a la economía durante la pandemia de COVID-19.

Varias autoridades de la Fed habían abogado previamente porque el banco central acelerara ese ritmo para terminar las compras en algún momento de la primavera boreal y permitir un inicio más temprano de las alzas de tasas de interés en caso de que fueran necesarias para controlar la inflación.

Los comentarios de Powell parecen sugerir que está listo para unirse a esos colegas para favorecer una liquidación más rápida de las compras de activos.

Los hizo mientras los mercados financieros continuaban viéndose afectados por la aparición de una nueva variante del coronavirus que puede ser resistente a las vacunas. Eso llevó a los mercados a retrasar el cronograma percibido para el inicio de las subidas de tasas.

Pero los comentarios de Powell sobre un ritmo de reducción de compra de activos más rápido y que la inflación ya no debería considerarse un fenómeno "transitorio" revirtieron parte de ese impulso e hicieron subir los rendimientos de los bonos.

El Comité Federal de Mercado Abierto, que fija la política monetaria del banco central, realizará su próxima reunión de dos días el 14 y 15 de diciembre.

Dejá tu comentario