Acciones argentinas lograron capear otro desplome de Wall Street

Finanzas

Los ADRs argentinos cerraron con disparidad y variaciones moderadas, pese a otra fuerte caída generalizada de los mercados globales, encabezada por el Nasdaq. En ese marco, el S&P Merval bajó un 0,5%, a 45.481,76 unidades.

Las acciones argentinas que cotizan en Wall Street lograron capear un nuevo desplome de los mercados estadounidenses, encabezado por la liquidación de papeles tecnológicos, en medio de la atención de los operadores locales en la plaza de bonos soberanos tras el exitoso canje del Gobierno.

Pese a una mayor aversión al riesgo, los ADRs argentinos culminaron con mayoría de alzas, entre los que se destacaron Loma Negra (+2,1%); IRSA Propiedades Comerciales (+1,8%); Supervielle (+1,4%); y BBVA (+1,2%).

En cambio, afectadas por una fuerte caída del petróleo, las acciones de Tenaris perdieron un 5,2%; mientras que los papeles de Mercado Libre se desplomaron un 5,6%, en sintonía con los derrapes que sufrió el sector tecnológico en EEUU.

"Los ADRs argentinos tuvieron un día con saldo positivo. Esto es muy bueno, teniendo en cuenta los días de caídas en los mercados norteamericanos", remarcó un operador.

rava adrs 8-9-20.jpg

En la bolsa porteña, por su parte, el índice S&P Merval perdió solo un 0,5%, a 45.481,76 unidades, luego de caer en el inicio de la rueda hasta casi 3%.

Respecto de la performance del día, sobresalieron las subas de Cablevisión (+4,6%) y de BYMA (+4,4%), mientras que por el contrario se destacaron las caídas de Transportadora de Gas del Norte (-3,5%) y de Edenor (-2,9%).

El volumen de acciones subió a solo $783,5 millones, y apenas representó el 27,5% del total negociado en renta variable, al ganar cada vez más espacio la operatoria de los Cedears, que alcanzó los $2.000 millones (participación 72,5%).

Mientras los inversores pusieron el foco en la operatoria de los nuevos bonos, después de que Argentina logró reestructurar deuda extranjera por unos 66.000 millones de dólares y títulos bajo legislación local por otros 41.000 millones de dólares, en las bolsas del mundo volvió a predominar una mayor aversión al riesgo ante renovadas tensiones entre Estados Unidos y China y por un nuevo desplome de las acciones tecnológicas.

En Wall Street, el Nasdaq se desplomó un 4,1%, ante la liquidación de los papeles de Tesla (-21,1%), luego de que se conociera la noticia de que no fue incluida en el índice S&P 500. Pero también cayeron fuerte otros gigantes tecnológicos.

En Brasil, en tanto, el índice de acciones Bovespa bajó un 1,2%, a 100.050 unidades.

Por su arte, los precios del petróleo cerraron con una fuerte baja, en una sesión en la que el Brent se hundió a menos de 40 dólares por barril por primera vez desde junio y el crudo WTI cayó casi un 8%.

La caída se produjo después de que Arabia Saudita recortó sus precios de venta de octubre y que los casos de COVID-19 repuntaran en varios países.

Los casos de coronavirus están aumentando en India, Gran Bretaña, España y varias partes de Estados Unidos, donde la tasa de infecciones no se ha logrado controlar durante meses. El repunte podría debilitar la recuperación económica mundial y afectar la demanda de combustible.

Los precios del crudo Brent bajaron 2,23 dólares, o un 5,3%, a 39,78 dólares por barril. En tanto, los futuros del crudo estadounidense WTI retrocedieron 3,01 dólares, o un 7,6%, a 36,76 dólares el barril.

Bonos y riesgo país

En el segmento de renta fija, los nuevos bonos argentinos cerraron con leve tendencia al alza, en una sesión reducida de negocios, ya que se espera recién para la semana que viene que el mercado esté operando en condiciones normales.

Entre los títulos nuevos en dólares, el Bonar AL29 mejoró un 0,5%, el Bonar AL30 un 0,8% y el Bonar AL35 un 0,7%, en tanto que el Bonar AE38 cayó un 0,9%, y el Bonar AL41 subió un 0,5%.

En el segmento de pesos, el nuevo Boncer TX26 bajó un 0,9%, mientras que el Boncer TX28 cayó un 0,2%.

En Nueva York, por su parte, los títulos argentinos cotizaron en la zona de 12% de "exit yield", en medio de un sell off global que ya lleva tres días. "Argentina con muy poco puede ir a la zona del 10%, y con un poquito más a la zona de 8,5%, con ganancias de capital arriba de 20%", proyectó Juan Paolicchi, analista de Eco Go.

Vale remarcar que los nuevos títulos por el momento tienen un volumen limitado, ya que en el mercado local operan únicamente contra pesos. "Recién podrán hacerlo contra dólares luego de cumplir los cinco días de 'parking' a partir de su fecha de liquidación", sostuvo Joaquín Candia, analista de Rava Bursátil.

"La cautela de los operadores no debería sorprender ya que no sólo el clima externo intercala una mayor prudencia y volatilidad, sino que además deben soportar un escenario de mayores tensiones políticas e incertidumbre económica", dijo Gustavo Ber, economista de Estudio Ber.

Añadió que "la ausencia de 'drivers' sólo invita a que se desarrollen tácticas de 'trading', y mientras se esperan señales desde la próxima presentación de presupuesto (2021) y las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI)".

Mientras tanto, el Gobierno se prepara para licitar este miércoles una nueva letra del tesoro con vencimiento en febrero 2021, al tiempo que reabrirá dos letras más y un bono CER. De esta manera se buscará conseguir $75.000 millones en el mercado local con el objetivo de rollear la deuda que vence en el corto plazo.

Por último, el riesgo país elaborado por el banco JP.Morgan se mantuvo prácticamente estable ya que apenas subió tres unidades hasta los 2.120 puntos básicos, a la espera de una reconfiguración del índice con los nuevos títulos habilitados a cotizar. Operadores estiman que con la nueva configuración debería caer unos 1.000 puntos básicos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario