ADRs cerraron con mayoría de subas y el riesgo país bajó a mínimo de siete jornadas

Finanzas

En Wall Street, las subas más pronunciadas las anotaron los papeles argentinos de Cresud (+9,1%); YPF (+6%); y Ternium (+3,5%). En la bolsa porteña, el S&P Merval fue de mayor a menor y cerró con una mejora del 1%.

Con mayor selectividad, las acciones argentinas extendieron su racha positiva este martes y cerraron con mayoría de alzas en Wall Street, mientras que el riesgo país retrocedió a su valor mínimo en siete jornadas, por una menor presión cambiaria luego de que el Gobierno anunciara que no se financiará con fondos del Banco Central (BCRA), en momentos en que los mercados externos subieron a la espera de resultados de las elecciones de los EEUU.

En Wall Street, las subas más pronunciadas de los papeles argentinos las anotaron Cresud (+9,1%); YPF (+6%); y Ternium (+3,5%). De todos modos, se registraron algunas bajas importantes como la de IRSA (-11,6%); e IRSA Propiedades Comerciales (-7,6%), dos papeles que el lunes había trepado hasta casi 15%.

En el ámbito local, por su parte, el índice S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) fue de mayor a menor y cerró con una mejora del 1% a 47.965 unidades.

En el panel de acciones líderes la mayor alza fue para la distribuidora de energía eléctrica Central Puerto (+5%) y la baja más fuerte fue para la fabricante de aluminio Aluar (-3,11%).

El balance general de acciones arrojó 195 alzas, 37 bajas y nueve papeles sin cambios. El volumen negociado en acciones superó los $1.000 millones.

En los últimos días, las brechas cambiarias de los diferentes tipos de cambio se achicaron frente a la cotización oficial, luego de que el Ministerio de Economía dieran varias señales monetarias y fiscales, y que realizara con éxito una mega licitación de bonos en pesos. Este lunes, el Ministro de Economía, Martín Guzmán, anunció su decisión de no solicitar Adelantos Transitorios al BCRA.

"Tras un pequeño gesto del Gobierno, que afirmó que serán menores los adelantos desde el banco central al Tesoro, el mercado –que parte igualmente de niveles muy bajos- reaccionó positivamente", afirmó Santiago Abdala, analista de Portfolio Personal Inversiones.

En el contexto global, los mercados apuestan a un posible triunfo del demócrata Joe Biden sobre el actual presidente Donald Trump en las elecciones estadounidenses. Analistas creen que una victoria de Biden debilitaría al dólar, ya que se espera que el exvicepresidente haga grandes gastos en estímulos y adopte un enfoque comercial más libre, fortaleciendo a otras monedas a expensas del dólar.

En ese marco, Wall Street operó con fuerte alza en la jornada crucial de la elección presidencial.

El Dow Jones Industrial Average ganó 2,05% a 27.477,40 unidades en tanto el tecnológico Nasdaq subió 1,8% a 11.160,57 puntos. De su lado, el índice ampliado S&P 500 ganó 2,1% a 3380,86 unidades.

Riesgo país y bonos

En el segmento de renta fija, los principales bonos en dólares cerraron con subas de hasta casi 3%.

Por su parte, el riesgo país elaborado por el banco JP.Morgan cayó por segunda jornada consecutiva, al ceder un 2% a 1.435 puntos básicos, aún lejos de los 1.083 puntos de septiembre tras un canje de deuda con acreedores privados por unos u$s100.000 millones, pero dejando atrás los 1.503 puntos récord registrados el viernes pasado. Se trata de su menor nivel en siete jornadas.

"Uno debería empezar a ver una reducción en el nivel del riesgo país (…) hay que ver si el Gobierno es capaz de bajar el déficit primario", dijo Daniel Artana, economista de la Fundación FIEL en declaraciones periodísticas.

Desde la esfera oficial hay "señales de que el banco central no emitirá para financiar al Tesoro", en lo que parece una estrategia del ministro de Economía, Martín Guzmán "para 'desinflar' la brecha, la que subió a niveles estratosféricos por la emisión", acotó.

Mientras tanto, el Gobierno mantiene conversaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para renegociar un acuerdo ya desembolsado de unos 44.000 millones de dólares, y se espera una nueva misión presencial del organismo para los próximos días en Buenos Aires.

"El más positivo clima externo, aún en medio de elevada volatilidad reciente, sigue siendo aprovechado por los activos locales para poder recuperar terreno desde las castigadas valuaciones, con operadores usufructuando de las señales económicas más amigables", comentó un economista privado.

Los inversores seguirán atentos a la licitación de instrumentos en dólares de la semana que viene, ya que además de la operación en sí, es una forma de permitirle una salida a los grandes fondos que se quedaron con instrumentos en pesos mientras hacían carry trade. No hay que perder de vista que la volatilidad se mantendrá y puede aumentar dependiendo los movimientos de la bolsa en Estados Unidos luego de las elecciones presidenciales, advirtieron desde Rava.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario