ADRs se hundieron hasta 13,4% y Riesgo País saltó 4% por efecto Evergrande e incertidumbre local

Finanzas

Las fuertes bajas de las acciones fueron lideradas por bancos y energéticas. En la Bolsa, el S&P Merval perdió 6,2%. A su vez, el Riesgo País trepó a 1.576 unidades. Se dio ante una caída de los mercados globales por el riesgo de quiebra del grupo inmobiliario chino Evergrande.

Las acciones argentinas se desplomaron hasta más de 13% este lunes en Wall Street, y el Riesgo País saltó más de 4%, en medio de una caída generalizada de los mercados globales por el riesgo de quiebra del grupo inmobiliario chino Evergrande, que generó pánico en el mundo financiero, mientras que al mismo tiempo pesaron sobre los activos locales las fuertes tensiones en la interna de la coalición de Gobierno, que derivaron en cambios en el Gabinete, luego de la derrota en las elecciones primarias legislativas (PASO).

Bajo ese complejo escenario tanto internacional como local, las fuertes bajas en los ADRs de empresas argentinas fueron lideradas por papeles del sector energético y financiero, con mermas que en varios casos alcanzaron los dos dígitos: Central Puerto se hundió 13,1%; banco BBVA, un 12,3%; Banco Macro, un 12%; Supervielle, un 11,6%; y Grupo Financiero Galicia, un 10,5%. En consecuencia, casi todos estos papeles (la excepción por ahora es Central Puerto) ya borraron en su totalidad la suba acumulada tras el efecto PASO.

adrs 20-9.jpg

En la bolsa local, por su parte, el índice accionario S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) se hundió un importante 6,2%, a 73.635,15 unidades, por lo que en una semana acumuló una pérdida de más de 10.000 puntos, tras anotar un nivel récord histórico de 83.923,24 puntos el lunes pasado tras conocerse la derrota del oficialismo.

Al igual que en la bolsa de Nueva York, los retrocesos más importantes los sufrieron las acciones de Central Puerto (-10,9%); Banco BBVA (-9,8%); Transener (-9,8%); Banco Macro (-9,7%); Grupo Financiero Galicia (-8,8%); y Supervielle (-8,2%).

El volumen operado en acciones repuntó casi 40% hasta los $1.876,9 millones, un 41,8% del total operado en renta variable (se negociaron $2.615,9 millones en Cedears).

Efectos externos

Con caídas de hasta 2,2% en Wall Street, pero que en el peor momento del día superaron el 3%, las plazas externas anotaron bajas generalizadas por los temores de quiebra del gigante inmobiliario chino Evergrande, en el inicio de una semana en la que la Reserva Federal estadounidense decidirá sobre una posible reducción de estímulos.

“Se vio un movimiento conocido como `fly to quality` donde la tasa de interés de a 10 años de los bonos estadounidenses reaccionó a la baja en casi 6 puntos básicos y el dólar a nivel mundial se apreció ante la mayor incertidumbre”, comentó Maximiliano Donzelli, Jefe de Research en IOL invertironline.

El gigante chino -la marca de Real State más valiosa del mundo y la segunda desarrolladora inmobiliaria más importante de su país- tiene problemas para enfrentar su deuda de más de 300.000 millones de dólares, con intereses a pagar este jueves, y los inversores temen una quiebra que podría repercutir en todo el mundo. Ahora, la atención está puesta en las autoridades chinas (¿habrá salvataje?).

La noticia repercutió rápidamente en el mercado, y en las principales acciones de China, ante preocupaciones de que otros promotores inmobiliarios puedan tener problemas financieros similares. Adicionalmente, el sector inmobiliario representa alrededor del 29% del PBI chino, por lo que la quiebra de una de sus empresas más grandes de la industria, podría perjudicar directamente la economía del país asiático. Varias firmas del sector como BlackRock, BlackStone o Goldman Sachs, se encuentran expuestas a los bonos de deuda tanto de la compañía como de otros promotores inmobiliarios.

“El riesgo que involucra la posible quiebra de la empresa recae directamente sobre la economía china por el peso que pondera el sector inmobiliario sobre su PBI. Por otro lado, puede generar un efecto contagio en empresas del mismo sector, lo cual repercutirá indirectamente en el sector financiero y otros sectores como el de materiales básicos e industrial. Por el momento será importante seguir la situación y estar atentos a un posible salvataje del gobierno de China, evitando que un problema de una empresa se vuelva sistémico”, advirtió Donzelli.

Por lo pronto, la Casa Blanca buscó reducir los temores: "Se trata de una empresa china cuyas actividades están sobre todo concentradas en China", indicó la portavoz Jen Psaki. "Estamos listos para reaccionar apropiadamente de ser necesario", añadió.

Para Karl Haeling, de LBBW, "el riesgo de contagio existiría si las autoridades chinas dejan caer a Evergrande completamente en la quiebra, pero eso no tiene sentido para China en vista de los problemas internos y los recortes de empleos que provocaría".

No se debe soslayar, en este contexto, la cautela que genera entre los inversores el resultado de la reunión de política monetaria de la Reserva Federal (Fed) de este martes y miércoles. El mercado espera señales más concretas sobre el rumbo de la política monetaria para los próximos meses: ¿Llegó la hora del Tapering?

Efectos locales

Por otro lado, en el ámbito local, los cambios en el gabinete del Gobierno, producto de diferencias entre moderados y facciones más radicales dentro del Frente de Todos -que incluyeron el nombramiento de nuevos funcionarios en la jefatura de Gabinete y los ministerios de Relaciones Exteriores y Agricultura- sumaron incertidumbre a los inversores a una jornada ya de por sí marcada por una creciente aversión al riesgo.

"Con el nuevo gabinete nacional definido, el mercado analiza las medidas económicas que lleguen a partir de esta semana", dijeron Portfolio Personal Inversiones. "El oficialismo busca dar vuelta el resultado de las PASO (...) y, con este objetivo, se esperan políticas expansivas que impulsen el consumo. En este marco, y tras el tratamiento contable de los DEGs como primera medida para contar con un mayor margen para aumentar el gasto, no se espera un escenario muy distinto", añadieron.

El Ministerio de Economía difundió este fin de semana por decreto que se dispuso la incorporación al Presupuesto vigente la asignación extraordinaria de los Derechos Especiales de Giro (DEG) distribuidos por parte del FMI para poder hacer frente al pago de los próximos vencimientos con la entidad. A los inversores les preocupa que la revisión del gabinete pueda inclinar la balanza de poder dentro de la coalición gobernante hacia el ala militante del partido de la vicepresidenta, quien ha criticado la falta de gasto público.

En lo que respecta a mercados de la región, la Bolsa de Brasil cayó a su peor nivel en casi 10 meses, por el efecto Evergrande. Presionado principalmente por acciones de empresas de materias primas y bancos, el Bovespa cayó un 2,3% a 108.842,94 puntos. Las acciones de empresas ligadas a materias primas como Vale y Petrobras fueron algunos de los principales aspectos negativos de la sesión. Además, los títulos bancarios también cayeron con fuerza, lo que refleja los temores de que nuevas subidas de la tasa de interés Selic pueda enfriar el mercado crediticio brasileño.

En el mercado cambiario, el real al contado perdió un 0,8% a 5,3287 unidades por dólar. La caída porcentual es la más fuerte desde el 8 de agosto (2,8%) y el nivel de cierre es el más bajo desde el 23 de agosto (5,38 reales).

Bonos y Riesgo País

En el segmento de renta fija, por su parte, los principales bonos en dólares cayeron por tercera jornada consecutiva, y perdieron en algunos casos hasta 2,3%, con el Global 2035 al tope de las pérdidas. De esta manera, ya borraron toda la suba que habían acumulado post-PASO.

Así, el Riesgo País de Argentina, elaborado por el banco JPMorgan, se disparó un 4,2% (64 puntos básicos) a 1.576 unidades, casi vez más cerca de su nivel máximo histórico de 1.669 unidades registrado en la primera quincena de marzo.

En la misma sintonía a los títulos en dólares, los bonos en pesos ajustables por CER profundizaron las pérdidas de la última semana y cayeron 0,7% en promedio en el tramo corto y 1,2% en los tramos más largos.

La excepción volvió a ser la deuda soberana en pesos dólar linked, que se mantuvo estuvo demandada, registrando alzas de 0,56% en el T2V1, del 0,8% en el TV22 y del 0,5% en el T2V2.

Dejá tu comentario