Criptomonedas: salvadoreños preocupados por la adopción del Bitcoin

Finanzas

A una semana de que se implemente la Ley de Bitcoin, el Presidente de El Salvador respondió a las críticas y los comerciantes se niegan a utilizar las monedas digitales.

Mientras El Salvador termina de dar las últimas definiciones en la aplicación de la Ley de Bitcoin y adoptar definitivamente a las criptomonedas como moneda oficial, se multiplicaron las protestas en las calles y los salvadoreños acusan al Presidente Nayib Bukele de fomentar el lavado de activos.

Los comerciantes se manifestaron preocupados porque, a menos de una semana para que el Bitcoin se convierta en moneda de curso legal, aseguran que ninguna autoridad ha llegado a explicarles cómo funcionará ni los publicitados beneficios de su uso. "No conocemos la moneda, no sabemos la procedencia, no sabemos si nos va a traer ganancias o pérdidas. No sabemos nada", dijo a Reuters Claudia Molina, una comerciante.

En "Excuartel", un lugar muy frecuentado por turistas, el gobierno del presidente Nayib Bukele ha instalado uno de los 200 cajeros automáticos de la billetera digital Chivo, que permitirá convertir la criptomoneda en dólares estadounidenses y retirarlos en efectivo sin comisiones. Pero los comerciantes se manifestaron en contra de su utilización. Ya en julio, de acuerdo a una encuesta local, tres de cada cuatro salvadoreños consideraban desacertado el plan en torno al Bitcoin. Y, la semana pasada, unas 1,500 personas protestaron frente al Ministerio de Hacienda con carteles de "No al Bitcoin. No al lavado de dinero corrupto".

Bukele ha defendido su iniciativa asegurando que el uso del activo digital será opcional en el dolarizado país y que permitirá eliminar las comisiones que pagan los salvadoreños en el extranjero para enviar remesas a sus familiares en casa. Más de 2.5 millones de salvadoreños viven en el exterior -la gran mayoría en Estados Unidos- y en 2020 enviaron casi 6,000 millones de dólares, equivalentes a un 23% del PIB del país, uno de los ratios más altos del mundo. "Una vez en vigencia, la gente verá los beneficios, quedarán como mentirosos y perderán doble", expresó confiado el Presidente.

La reacción de los mercados

Desde que El Salvador adoptó el dólar como moneda de curso legal en 2001, su inflación anual promedio ha sido del 2%, una de las más bajas de Latinoamérica. Por ello, muchos especialistas se preguntan por qué introducir una criptomoneda que ha llegado a fluctuar u$s2,500 en horas.

El Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) han hecho la misma observación y se han negado a colaborar con el país para su implementación citando preocupaciones medioambientales y de transparencia.

Y mientras se acerca el debut, los mercados ya han reaccionado. Tras la aprobación de la Ley bitcóin, Moody's rebajó la calificación de El Salvador y los bonos soberanos en dólares han estado bajo presión.

Temas

Dejá tu comentario