Bonos treparon hasta 7,1% y riesgo país cayó 5,3% ante mayor expectativa por acuerdo de la deuda

Finanzas

Los principales bonos en dólares potenciaron su tendencia alcista, llevando al riesgo país a tocar mínimos en tres meses, ante expectativas positivas en torno a un acuerdo en la negociación de la reestructuración de la deuda soberana.

Con subas de hasta el 7,1%, los principales bonos en dólares potenciaron este martes su tendencia alcista de las últimas semanas, llevando al riesgo país a tocar nuevos mínimos en tres meses, ante expectativas positivas en torno a un acuerdo en la negociación sobre el canje de la deuda soberana por u$s65.000 millones.

Los importantes avances de los títulos soberanos fueron liderados por los bonos nominados en dólares bajo ley argentina, a pesar de que las negociaciones giran en torno sobre los instrumentos regidos por ley extranjera: el Bonar 2037 ganó un 7,1%, el Bonar 2024, un 6,7%, y el Discount, un 5,9%. "Se descuenta que el Gobierno cumplirá con sus dichos y habrá igualdad de trato en ambas legislaciones", creen por ahora en las mesas.

En tanto, los títulos en pesos compartieron la tendencia con alzas de hasta 6,5% (Par).

En ese marco, el riesgo país argentino medido por el banco JP.Morgan cayó un 5,3% a 2.631 puntos básicos, el menor nivel desde comienzos de marzo.

Embed

Además del mayor optimismo reinante en el mercado por un cercano arreglo entre acreedores y la Argentina, tanto la fuerte suba en bonos como la consecuente baja del riesgo país, se dio en respuesta a la recomendación de la asociación comercial EMTA -Trade Association for the Emerging Markets- de negociar los bonos sin los intereses devengados.

"En la dinámica (alcista) tuvo influencia la decisión de la EMTA de que los títulos comiencen a cotizar 'flat', lo cual elevó las cotizaciones, aun cuando la nueva oferta oficial se especula que estaría por debajo de la expectativa de bonistas mientras siguen las negociaciones", explicó Gustavo Ber, economista de Estudio Ber. Añadió que "en el marco de la cesación de pagos (los bonos) empiezan a cotizar 'flat', lo que implica que a su precio se adicionan los intereses corridos hasta la fecha".

También la decisión del lunes de la Comisión Nacional de Valores (CNV) de disponer un plazo mínimo de cinco días de tenencia para la venta de valores con liquidación en moneda extranjera para desalentar la compra del dólar CCL y MEP, hizo que los precios de los bonos experimentan variaciones significativas. En la práctica se obliga a quien quiera hacerse de billete mediante el arbitraje de bonos, a asumir el riesgo de cotización de los títulos involucrados. "No es un punto menor en momentos en donde la reestructuración de deuda en proceso –con un resultado aún impredecible- llevan al máximo la volatilidad de estos activos", explicó PPI.

Mientras tanto, el Ministerio de Economía se apresta por estas horas a mejorar la oferta inicial (tendría un valor promedio de u$s45 a una exit yield del 10%, u$s5 más que el primer ofrecimiento), considerando las contrapropuestas de los principales grupos de acreedores presentadas hace más de una semana, aún lejos de lo que quiere el Gobierno. "Los últimos movimientos sugieren que el Gobierno mejoraría la oferta para tratar de llegar a un acuerdo con los acreedores en las próximas semanas, descartando un standstill", comentaron desde el Grupo SBS.

"Todo luce que va a haber un acuerdo por lo menos con dos de los tres grupos de bonistas", opinó la economista Marina Dal Poggetto de la consultora EcoGo.

Por su parte, en Portfolio Personal Inversiones (PPI) estimaron que "si bien la flexibilización del Gobierno y el acercamiento entre las partes generó cierto optimismo el mercado, creemos que la probabilidad de que los acreedores privados cedan hasta niveles de 45 dólares es relativamente baja. Por esa razón no nos sorprendería que las negociaciones se extiendan nuevamente más allá que el próximo martes 2 de junio", fecha en la que vence el nuevo plazo impuesto por el Ejecutivo para que los acreedores acepten la oferta argentina.

No pareció influir demasiado en la perfomance de los bonos las decisiones de las calificadoras Fitch y S&P de rebajar la nota crediticia de Argentina, tras el incumplimiento el día viernes pasado del pago de intereses de tres bonos dentro del período de gracia estipulado.

La agencia Fitch bajó este martes la calificación de crédito de Argentina a "default restringido" desde "c", mientras que Standard & Poor's recortó la nota de cuatro bonos argentinos a "D" desde "CC" (además de los tres títulos Globales, la decisión también afectó al Bonar 2024, emitido bajo legislación argentina).

S&P Merval y ADRs argentinos

Presionado por una nueva caída del dólar CCL y MEP, tras la decisión de la CNV de imponer un parking a la compraventa de bonos en distinta moneda, el índice bursátil S&P Merval mejoró solo un 0,2% (medido en pesos), liderado por la tendencia de acciones energéticas, a un nivel de 41.060,27 puntos, en el inicio de la semana tras el feriado de la víspera y de haber acumulado un alza del 4% la semana anterior. Medida por el tipo de cambio implícito CCL, la suba del panel líder fue del 5,8%.

La bolsa local llegó a subir en el inicio de la jornada hasta un 2,6% de la mano de un Wall Street fuertemente alcista, pero con el correr de las horas se fue desinflando, producto de la merma del tipo de cambio implícito.

En el panel positivo, Transportadora de Gas del Norte e YPF anotaron alzas de 6,9% y 4,2%, respectivamente. Por el contrario, Comercial del Plata y Central Puerto BYMA retrocedieron 3,2% y 2,5%, en ese orden.

Se registraron 104 alzas, 63 bajas y 5 acciones no mostraron cambios. El volumen operado fue de $1002 millones, que luego de varios días sin actividad bien puede considerarse bajo.

En tanto, los ADRs de empresas argentinas registraron mayoría de alzas, con ganancias de hasta 6,1%, como lo hizo el papel de Corporación América, mientras que Pampa Energía perdió 3,7%.

Wall Street, con subas de hasta 2,2%

Las acciones en Estados Unidos subieron este martes, debido al optimismo sobre una posible vacuna contra el coronavirus y un resurgimiento en la actividad comercial, aunque el S&P no logró mantenerse sobre el nivel psicológico de los 3.000 puntos.

El Promedio Industrial Dow Jones ganó un 2,2%, a 24.995,11 unidades. El S&P500 subió un 1,2%, a 2.991,77 unidades y el Nasdaq Composite sumó un 0,2%, a 9.340,22 unidades.

El mercado redujo sus ganancias hacia el final de la sesión, después de que Bloomberg News informó que el gobierno de Donald Trump analizaba un rango de sanciones sobre funcionarios, empresas e instituciones financieras chinas, reforzando los comentarios de más temprano del asesor comercial de la Casa Blanca, Larry Kudlow.

Kudlow dijo el martes en una entrevista con Fox News que Trump está tan "molesto" con Pekín por el nuevo coronavirus y otros temas que el acuerdo comercial entre ambos países ya no es tan importante para él como antes.

El referencial S&P 500 cruzó la marca de los 3.000 puntos por primera vez desde el 5 de marzo antes de alejarse de dicho umbral. Este índice subió cerca de un 37% desde sus mínimos del 23 de marzo gracias a una serie de estímulos del banco central y del gobierno estadounidense, y ahora está apenas un 11% por debajo de su máximo histórico de febrero.

El lunes, California decidió reabrir negocios minoristas en tiendas y lugares de culto tras uno de los confinamientos más estrictos en Estados Unidos.

Los papeles de Novavax treparon 4,5% después de que la firma estadounidense de biotecnología se unió a la carrera para probar una vacuna candidata contra el coronavirus en humanos. A la par, Merck & Co avanzó 1,1% tras anunciar sus planes para desarrollar dos vacunas por separado.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario