30 de marzo 2023 - 09:29

Desaceleró la inflación de España: ¿qué espera el mercado del BCE?

Según el INE, la caída se explica por la evolución de los precios de la electricidad y los combustibles, que descendieron en marzo. Sin embargo, la inflación subyacente se mantuvo elevada, en un 7,5% interanual.

BCE 0703.jpg

La inflación en España tuvo una fuerte ralentización en marzo y se ubicó en el 3,3% interanual, debido al marcado retroceso de los precios de la electricidad y los carburantes, según una primera estimación divulgada este jueves. ¿Qué se espera del Banco Central Europeo?

La cifra, que debe ser confirmada posteriormente, es "más de dos puntos y medio por debajo de la registrada en febrero" (6%), señaló el Instituto Nacional de Estadística (INE) en un comunicado.

Según el INE, la caída se explica por la evolución de los precios de la electricidad y los combustibles, que descendieron en marzo, luego de haber escalado con fuerza en el mismo mes de 2022, justo después de la invasión rusa en Ucrania.

El Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA), que permite comparar con otros países de la zona euro, también retrocedió con fuerza, tres puntos, para quedar en 3,1%.

La inflación subyacente, que no tiene en cuenta algunos precios, como el de la energía, y que corrige variaciones estacionales, se mantuvo por el contrario elevada, en un 7,5% interanual, una décima menos que en febrero (7,6%).

La ralentización de la inflación en marzo se da a meses de las elecciones legislativas de 2023. En el último año, el gobierno multiplicó las medidas presupuestarias para apuntalar el poder adquisitivo de los hogares, fuertemente afectado por la inflación, que el año pasado se situó de media en 8,4%.

Qué se espera del Banco Central Europeo

Con la inflación en 3,3% en marzo, España se encuentra en una situación mucho más confortable que la de la mayoría de sus vecinos de la zona euro, donde la inflación se situó en 8,5% interanual en febrero.

En sus últimas previsiones publicadas a mediados de marzo, el Banco Central Europeo dijo que prevé un descenso gradual de la inflación este año, que debería llegar a finales de año en 5,3%.

“Es en este escenario en el que la inflación subyacente asume un papel más relevante, ya que excluye para su cálculo los precios de los productos y servicios que más subieron como consecuencia de la guerra en marzo de 2022: los energéticos y los de los alimentos no procesados. Es por tanto, en el comportamiento del IPC subyacente en el mes en lo que hay que fijarse, tal y como harán los miembros del Consejo de Gobierno del BCE”, explican en Link Securities.

Los mercados europeos operan al alza este jueves -Ibex 35 (+1,8%), CAC 40 (+1,3%), DAX (+1,3%)- tras conocerse la desaceleración de la inflación española y a la espera del dato de la región, que podría alimentar la hipótesis de una menor suba de tasas por parte de la entidad monetaria regional. Luego de la crisis bancaria se puso en discusión la violencia de la suba de tasas por parte del BCE.

“El arranque parece bueno. Si mañana la inflación también retrocediese en la Zona Euro, se confirmaría una mejora generalizada del escenario de precios y esto supondría un nuevo catalizador para las bolsas que es en lo que nosotros creemos”, estiman en Bankinter.

“El mercado descuenta dos subas más hasta el 3,5%, aunque recordamos que antes de la inestabilidad financiera (primera semana de marzo), situaba el techo en el 4%”, apuntan en Renta 4.

“En este sentido, Isabel Schnabel del BCE afirmó que no se ha registrado una salida de depósitos de la banca europea, por lo que ve al sector resiliente por el momento. Sin embargo, sí que considera que podría producirse cierto tensionamiento de las condiciones crediticias, y esto a su vez restar presión sobre la inflación, aunque aún es pronto para concretar en qué medida”, concluyen en Renta 4.

Dejá tu comentario

Te puede interesar